Plan especial de estabilidad en Santana Motor

La Junta de Andalucía ha decidido promover un plan de choque que garantice la estabilidad de Santana Motor, la empresa automovilísitca radicada en Linares, Jaén.

"Santana no puede estar a la espera de que suba el yen o no para que sus empleados estén tranquilos". Así de convencido se mostraba hoy Francisco García, secretario de Empleo y Desarrollo Tecnológico de la Junta de Andalucía.
García considera necesaria la privatización de la empresa, que hasta ahora depende del gobierno andaluz. Ese proceso de venta implicará directamente a los trabajadores, por lo que los sindicatos se han mostrado un tanto recelosos.
Para CC.OO, el verdadero problema de la compañía no está en la cotización del yen japonés (Santana es filial de Suzuki), sino en la fuerte reducción de la producción que se ha producido en la factoría, cifrada en un 20 o 30 por ciento.
Para calmar a los empleados, Francisco García ha dejado claro que "no tiene por qué haber una regulación de empleo ligada a la privatización". De cara a evitar problemas futuros, la Junta de Andalucía empezará a desarrollar programas de empleo alternativos y diversificará la oferta laboral en otros sectores dentro de la ciudad.

Los mejores vídeos