Plan contra la contaminación acústica en Barcelona

Desde el Consistorio barcelonés se ha decidido poner freno a la contaminación acústica; un problema que cada vez hace más incómoda la vida en esta ciudad mediterránea.

Las numerosas quejas acerca de la contaminación acústica que han presentado los ciudadanos de Barcelona ante su Ayuntamiento han impulsado al Consistorio a tomar cartas en el asunto.
El próximo miércoles, 31 de enero, el Gobierno municipal discutirá, para en febrero aprobar, el "programa de actuación para aminorar la contaminación acústica en Barcelona". Este plan contempla dos planos de actuación: aminorar el ruido ambiental, cuyo principal generador es el tráfico, y terminar con determinados sonidos puntuales.
Por un lado, los nuevos asfaltados de calles se realizarán con materiales porosos, se comprarán vehículos de servicio público alimentados con electricidad y se continuará la política de disminuir los carriles destinados a los coches a favor de un mayor espacio para bicicletas y peatones.
Por otro, es más complicado eliminar los ruidos puntuales, como son las sirenas de ambulancias, los tubos de escape de motos trucados, etc. En este aspecto, el Ayuntamiento tendrá que cambiar las actuales ordenanzas que atañen a estos problemas. Así, por ejemplo, será necesario endurecer no sólo las sanciones contra los motoristas sino también contra los talleres que realizan el trucado.
Además, se han elaborado dos mapas sónicos de la Ciudad Condal para conocer los puntos más ruidosos de la capital catalana.

Los mejores vídeos