Placas de matrícula europeas

Dos organizaciones europeas han hecho una propuesta a Naciones Unidas para que el distintivo del país de las nuevas placas de matrículas sean reconocidos por todo el mundo.

La Alianza Internacional de Turismo (AIT) y la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) han realizado una petición a la Comisión de Trabajo de Seguridad Vial de Naciones Unidas para que los distintivos de los diferentes países que aparezcan en las nuevas placas de matrícula sean reconocidos en todo el mundo. De lograrse esta iniciativa se evitaría que los automóviles europeos tuvieran que llevar el distintivo obligatorio (el clásico óvalo blanco con la E, en el caso de España) fuera de la Unión Europea (UE). Las nuevas placas adoptadas ya por la mayoría de los países de la UE llevan una banda azul en un lado con el distintivo del país de procedencia del vehículo, una ventaja, por ejemplo, a la hora de identificar un vehículo que se vea envuelto en un accidente.
En el caso de España las nuevas placas todavía están pendientes de aprobación, a pesar de que el actual sistema de numeración se agotará aproximadamente a mediados del mes de septiembre, si tenemos en cuenta que el último automóvil que se matriculó ayer en Madrid tuvo las siglas ZS. La adopción o no del distintivo provincial es una de las causas principales por las que aún no se ha definido un modelo de placa europea para España.