Peugeot Citroën, a la conquista del Mercosur

El grupo PSA, propietario de las marcas Peugeot y Citroën, invertirá 500 millones de dólares en sus plantas de Argentina y Brasil hasta 2010. El objetivo: arrebatar a Chevrolet el liderazgo de las ventas en Sudamérica.

El presidente del grupo PSA Peugeot Citroën, Christian Streiff, ha anunciado que la multinacional invertirá 500 millones de dólares (342 millones de euros aproximadamente) hasta el año 2010 en sus fábricas de Palomar (Argentina) y Porto Real (Brasil). De este total, 150 millones se destinarán a ambas factorías y el resto, a la producción de nuevos modelos. El fabricante galo se marca así el objetivo de ser la empresa que más vehículos comercialice en el Mercosur, mercado al que pertenecen ambos países además de Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Uruguay, Perú y Venezuela. Actualmente este liderazgo lo ostenta la firma Chevrolet, del grupo General Motors, mientras que Peugeot está en el sexto puesto del ranking y Citroën, en el décimo.

Peugeot espera así que las ventas alcanzadas el pasado ejercicio (160.000 unidades) se conviertan en 300.000 unidades en 2010 para crecer en adelante hasta el medio millón de coches. En la actualidad, Peugeot produce 300.000 unidades entre ambas fábricas. Parte del desarrollo de PSA en este mercado vendrá marcado por el lanzamiento de 12 nuevos modelos hasta 2010 (en Europa se preparan 29 nuevos vehículos en el mismo período). En este sentido, la marca francesa trabaja en un nuevo modelo de coche creado por y para este mercado, en el que la imagen de Peugeot Citroën ha sido tradicionalmente la de una marca "premium". Sin embargo, la firma descarta que se trate de un nuevo "low cost" y prefiere calificarlo como "barato". El director general de la empresa para el Mercosur, Vincent Rambaud, indicó que será el modelo más sencillo de su gama y que servirá para captar nuevos clientes en este importante nicho de mercado.

Después de Rusia, Mercosur es la zona de mayor crecimiento para el grupo PSA y representa un 6 por ciento de su producción total, aunque la mayor parte de sus ingresos (más de la mitad) provienen de Europa: sólo en España, la multinacional produce y vende mucho más que en los objetivos marcados para 2010 en el total de este mercado. Sin embargo, Streiff sabe que el crecimiento está en los países emergentes, que crecen cada año a un ritmo vertiginoso y donde la competencia aún no es tan feroz como en el Viejo Continente.

Por otra parte, Streiff se mostró muy confiado con la marcha del grupo y señaló que el año terminará de acuerdo a los objetivos marcados de situar su margen operativo entre un 5,5 y un 6 por ciento. Añadió incluso la posibilidad de considerar una alianza con otro grupo o de invertir también en México.