Peugeot 1007

No se trata del cuento de Alí Babá, sino del revolucionario sistema de apertura de puertas eléctricas que Peugeot ha diseñado para su pequeño monovolumen 1007. El nuevo modelo ofrece gran versatilidad, mucha comodidad y cierta exclusividad. Estará a la venta a primeros de junio con unos precios comprendidos entre 14.000 y 17.000 euros.

Peugeot 1007
Peugeot 1007

El 1007 se ofrecerá con tres mecánicas diferentes (dos de gasolina y una Diesel) en tres diferentes niveles de terminación, denominados Urban, Dolce y Sporty. Todas las versiones, incluida la básica Urban, contarán con un amplio equipamiento de serie en el que se ofrece el ABS y el ESP, asientos posteriores con sistema de retención Isofix y siete airbags (frontales y latelares delanteros, de rodillas para el conductor y laterales de cortina traseros). En todos los casos el sistema de apertura de puertas es eléctrico con mando a distancia (al principio se barajó la posibilidad de limitarlo a las versiones más altas de gama) y los asientos posteriores disponen de reglaje longitudinal de forma individual. También todas las versiones cuentan con la luna posterior y las pequeñas laterales traseras tintadas, kit de personalización Cameleo, dirección asistida eléctrica, retrovisores y elevalunas eléctricos, ordenador de viaje con pantalla multifunción, volante regulable en altura y profundidad, asiento del conductor regulable en altura y llantas de quince pulgadas. El <a href="javascript:abrirpagina ('http://www.terra.es/infografia/multigaleria/motor/Peugeot1007/lanzar.html','Peugeot_1007','width=607,height=335')"

Peugeot 1007supone una verdadera revolución en el mundo de los automóviles utilitarios. Su pequeño formato, sus originales líneas y sus avances técnicos hacen de él una referencia a seguir en el mercado. Hemos desarrollado para ti un original despliegue multimedia para que puedas verlo con todo detalle. Conecta los altavoces de tu ordenador y disfruta de un coche único. Sólo tienes que hacer click .

Las versiones Dolce incluyen, además, llantas de aleación de quince pulgadas, faros antiniebla, volante y palanca del cambio forrados en cuero, climatizador automático, equipo de sonido con CD y detalles de acabado específicos en aluminio.El Sporty adopta llantas de aleación de 16 pulgadas, molduras laterales pintadas en el color de la carrocería, paragolpes y parrilla delantera específica, remates en paragolpes trasero, fondo de faros en color negro mate, asientos deportivos, remates interiores en aluminio, climatizador manual y equipo de sonido con radio CD.Entre las opciones se encuentran las barras de techo, capaces de soportar una carga de hasta 80 kg, techo corredizo de accionamiento eléctrico, navegador GPS, equipo de sonido de alta potencia JBL con ocho altavoces, cargador de 5 CD’s, teléfono integrado en la radio, etc.Los precios oficiales aún no han sido confirmados, pero Peugeot asegura que estarán comprendidos entre 14.000 y 17.000 euros. Tampoco se han definido el precio de las opciones o los paquetes específicos que estarán disponibles para el mercado español.No es un modelo de grandes pretensiones en lo referido a la dinámica, pues ni sus dimensiones, ni formas, ni el planteamiento del modelo así lo aconsejan, pero es cierto que con las modernas mecánicas desarrolladas en la actualidad, cualquier coche de carácter urbano no se limita en exclusiva a este territorio.Peugeot ha previsto inicialmente tres mecánicas de cuatro cilindros en línea para el 1007, dos de ellas de gasolina, de 1,4 y 1,6 litros de capacidad, con potencias de 73 y 109 CV, respectivamente, y un 1.4 HDI de 68 CV. Todas las mecánicas son conocidas en otros modelos de Peugeot y Citroën. El motor Diesel está asociado a una caja manual de cinco marchas, mientras que la versión 1.4 de gasolina puede disponer de cambio manual o automático robotizado, denominado 2tronic, y el 1.6 se ofrece única y exclusivamente con este cambio automátizado. En realidad se trata del mismo sistema empleado por Citroën, aunque en la marca de los dos chevrones lo denominan Sensodrive. Dispone de dos modos de funcionamiento: automático o manual secuencial (en modo secuencial, el conductor puede cambiar con las levas solidarias a la dirección o bien mediante pulsaciones sobre la palanca de cambios). En modo automático no es necesario recurrir a ningún elemento para introducir las marchas, pero, si el conductor lo precisa, puede pasar a forma manual con sólo dar un toque en las levas o en la palanca y el sistema vuelve, transcurridos unos segundos, al modo automático inicialmente seleccionado.La posición de las levas y el tiempo de respuesta de esta caja 2tronic permiten una conducción bastante ágil y divertida, pero resulta más eficaz para reducir marchas que para aumentarlas, pues en este segundo caso, si no se es muy fino con el pedal del acelerador, se produce un pequeño tirón, especialmente incómodo para los acompañantes.Durante la toma de contacto internacional, realizada por diferentes recorridos de la Comunidad Valenciana, tuvimos la ocasión de probar –no con demasiada profundidad- las tres mecánicas disponibles. La variante Diesel HDI de 1,4 litros de capacidad y 68 CV de potencia nos gustó más por el agrado de utilización que por las prestaciones puras, pues es cierto que en autopista o en carreteras con pendientes no logra un nivel de prestaciones elevado, pero si permite mantener unos cruceros bastante desahogados. Su buena cifra de par permite una conducción bastante cómoda, sin necesidad de recurrir al cambio con excesiva frecuencia. Una de las características más relevantes de esta mecánica instalada en el 1007 es la excelente insonorización, que apenas permite escuchar el ruido del motor en el interior del habitáculo.Se filtran con mayor facilidad los ruidos producidos de la propia rodadura y aerodinámica, que el producido por el motor. Esta misma afirmación es trasladable al resto de las mecánicas, pero resulta más llamativo en el Diesel que, además, no produce vibraciones desagradables en los pedales o en la palanca de cambios. De todas formas, las suspensiones permiten una excelente comodidad y minimizan las consecuencias producidas por las irregularidades del firme. Son bastante blandas y en curvas pronunciadas o fuertes apoyos se nota bastante balanceo de la carrocería, pero no resultan incómodas.El 1.4 de gasolina es bastante equilibrado y anuncia un poquito más de potencia que el Diesel, concretamente 73 CV. Gracias a esta mecánica se logra una velocidad ligeramente superior a la del HDI (165 km/h), unas recuperaciones similares y unas cifras de consumo bastante ajustadas. Esta mecánica puede ir asociada a la caja manual o bien a la robotizada 2tronic, con la que se logran unas prestaciones algo inferiores y unos consumos más contenidos.La variante más potente, de 1,6 litros de capacidad, anuncia 109 CV y un par de 15 mkg a 4.000 rpm. Se ofrece única y exclusivamente con caja de cambios 2tronic con levas en el volante. En esta versión, el nivel de prestaciones es muy superior, con cifras que permiten desplazamientos bastante rápidos y muy cómodos. Anuncia una velocidad máxima de 190 km/h y buenas cifras de recuperación y aceleración. Por su parte, los consumos homologados no resultan descabellados, con una media de 6,6 litros a los 100 kilómetros.Gracias a su agradable dirección asistida eléctrica, que proporciona buen tacto y suavidad, es muy fácil inscribir el coche en los virajes. En curvas muy cerradas muestra una ligera tendencia subviradora, lógica por su configuración del sistema de tracción delantero y reparto de masas, pero nada preocupante. Es más, el ESP, incluido de serie en todas las versiones del 1007 mitiga de forma dulce los posibles excesos cometidos con el pedal del acelerador, si bien es cierto que este sistema es desconectable siempre que se circule a una velocidad inferior a 50 km/h.Por su parte, los frenos actúan con bastante contundencia y son fáciles de dosificar (las versiones 1.4 en gsolina y Diesel incorporan tambores detrás, mientras que el 1.6 monta discos macizos). Disponen de sistema de ayuda a la frenada y sistema de aviso de frenada de emergencia –encendiendo las luces de warning- cuando se produce una deceleración superior a 10 m/s2 .Suspensión blanda, muy cómoda. Absorbe muy bien pequeñas irregularidades en asfalto ondulado, pero inclina bastante en fuertes apoyosSeguridad: cinco estrellas EuroNCAP
El Peugeot 1007 ha logrado una calificación de cinco estrellas en las últimas pruebas realizadas por euroNCAP, con una puntuación total de 36 puntos, la más alta registrada entre los modelos de su categoría. En protección a niños logró tres estrellas y dos en lo concerniente a protección de peatones en caso de atropello.

Peugeot asegura que el nuevo modelo ofrece la mayor rigidez torsional de la carrocería de cuantos modelos fabrica actualmente, pero no sólo la seguridad activa ha sido estrechamente vigilada con la incorporación de elementos de serie como el ABS o el ESP, sino que la pasiva, o la que permite minimizar los riesgos tras una colisión, ha sido fundamental para logra esta puntuación.