Peugeot 1007, el más pequeño de la familia

Viene a sustituir al modelo 106, pero poco o nada tiene que ver con él. El mini-monovolumen de Peugeot se llama 1007 y llegará a Francia en el primer trimestre del año próximo, inmediatamente antes que al resto de Europa.

Peugeot 1007, el más pequeño de la familia
Peugeot 1007, el más pequeño de la familia

Las primeras líneas del 1007 las apreciamos gracias al concept Sésame, que se presentó en el Salón del Automóvil de París de 2002. Ahora, dos años más tarde, hemos visto el coche definitivo de nuevo en la cita francesa de este año y, a mediados de 2005, ya rodará por todo el Viejo Continente. Con 3,73 metros de longitud, el 1007 se coloca como el sustituto del 106 y como el acceso a la gama de Peugeot. Una de las particularidades del pequeño monovolumen son las puertas correderas que tiene y las cuatro plazas perfectamente diferenciadas de que dispone.

La apertura de estas puertas correderas –denominada Sésame- está concebida con el objetivo de facilitar al máximo esta tarea. Hasta cuatro formas de accionar la apertura (manilla exterior, manilla interior, desde la llave con acceso remoto y mediante los botones del salpicadero a mano de conductor y acompañante delantero).

Las tres mecánicas que compondrán las gama inicial son las conocidas 1.4 y 1.6 de gasolina asociadas a una caja de cambios manual de cinco velocidades (en el primer caso) y una transmisión automática 2Tronic (en ambas mecánicas) y una Diesel de 1,4 litros acoplada a una transmisión manual de cinco relaciones. Los propulsores de gasolina tienen 75 y 110 CV respectivamente y el de gasóleo ofrece 70 CV y un par motor máximo de 16 mkg a 2.000 rpm. La caja de cambios “2Tronic" es una transmisión manual pilotada con dos lógicas de funcionamiento: secuencial y automatizado, ambas ideales para el manejo en ciudad del vehículo. Entre los elementos de serie más destacados encontramos el control dinámico de estabilidad. Los acabados disponibles para el 1007 son tres: Vitamine, Dolce y Sporty. Podemos encontrar además 11 colores distribuidos en 3 tendencias: “vivos y chispeantes", “matizados" e “ineludibles".

La batería de opciones resulta amplia: climatización automática, radioteléfono GPS con pantalla de color, regulador de velocidad, sistema de ayuda al aparcamiento, limpiaparabrisas de accionamiento automático y ordenador de a bordo.

Dentro de estas opciones, podemos englobar los paquetes de personalización, hasta 12, de los que dispone la gama 1007. Estos packs comprenden elementos tan diversos como los embellecedores de las salidas de aire, revestimientos del cuadro de mandos o fundas de los asientos en 12 combinaciones disponibles. Son éstas: Nabucco, Borneo, Pixel, Nateo, Oleboron, Trimix plata, Barbatruc, Speed’up, Ehiko, Oranis, Carrément y Trimix rojo. Gracias a esta policromía se confirma uno de los conceptos que han guiado la concepción del modelo: el valor de lo camaleónico. Pese a tener unas dimensiones exteriores reducidas (longitud 3,7 metros, anchura de 1,6 y altura de 1,6), el interior se ha cuidado sobremanera haciéndolo lo más habitable posible. Para conseguirlo, se ha cuajado de multitud de útiles huecos portaobjetos: cajones bajo los asientos delanteros, monedero en el salpicadero, portabotellas, hueco en el voladizo trasero, bolsas en los paneles traseros… Y también se ha imprimido de un fuerte carácter modular. Los asientos se pueden abatir, quitar, mover para conseguir la máxima comodidad de los ocupantes. La capacidad del maletero anunciada por la firma gala se sitúa en 178 litros, una vez abatida la primera fila de asientos se consiguen hasta 364 litros. El 1007 se va a fabricar en la factoría gala de Poissy con una cadencia anual de 130.000 unidades. La versión más deportiva de este utilitario es el RC. Un discreto alerón, unas enormes llantas, doble salida de escape, frontal con rejillas en nido de abeja e interior agresivo en colores rojo y negro combinando Alcántara y cuero son las características más notables de la apuesta rácing de la gama. Por el momento no se va a comercializar, se trata sólo de un concepto, que también tuvimos la oportunidad de ver en la pasada muestra de París.

Los mejores vídeos