Perdidas en los concesionarios durante 2012

Los concesionarios automovilísticos españoles han presentado pérdidas en el primer trimestre del año con un índice de rentabilidad en negativo del 1 %, informó la asociación de vendedores Ganvam.

Subida del IVA, posible quiebra del sector
Subida del IVA, posible quiebra del sector

Esta organización, tras explicar que esta evolución retorna a los peores niveles de la crisis, apunta que sólo el comercio de vehículos de ocasión compensa la caída de las matriculaciones y de los servicios de reparación y mantenimiento en taller.

El dato global del trimestre rompe con la tendencia iniciada el pasado año y que inducía a una posible recuperación de las cuentas de los concesionarios, después de que cerraran el anterior ejercicio con una rentabilidad del -0,3 %, cifra relativamente baja si se compara con las fuertes caídas de los trimestres anteriores.

Ganvam atribuye el origen del problema a los resultados de las redes oficiales al retroceso de las ventas de nuevos, que apenas superaron las 178.000 unidades hasta marzo. Registros como ese, para los vendedores, suponen un "hundimiento de la demanda interna por la entrada en una nueva recesión, unida a la falta de crédito que atenaza a particulares y empresas, además de provocar una caída del 30 % del tráfico a los concesionarios".

Según explica el presidente de la asociación, Juan Antonio Sánchez Torres, "en estas condiciones se hace muy difícil para nuestros concesionarios mantener unos ingresos mínimos, y el remanente de liquidez que pudieran tener ya se perdió meses atrás, por lo que a muchos negocios no les queda otra opción para sobrevivir que solicitar una financiación externa que llega a duras penas".

El buen comportamiento en las ventas de usados mejoró la contribución del área de ventas a la rentabilidad de los concesionarios, al pasar del 22 % en el primer trimestre de 2011 al 35 % en el mismo periodo de este año.

El desplome de las matriculaciones y el creciente envejecimiento del parque afectan a la actividad de posventa (taller y recambio), con una caída no sólo del volumen de reparaciones, sino también de factura media por visita, ya que los vehículos viejos dejan menores márgenes.

Como alternativa, los talleres aplican descuentos y campañas promocionales que en el momento actual se ven obligados a mantener con el fin de salvaguardar su actividad. De este modo, la aportación de las áreas de taller y recambios se redujo sensiblemente, con descensos de seis y siete puntos porcentuales, respectivamente.

Los repuestos generan actualmente el 44 % de la rentabilidad de los concesionarios, mientras que en el caso de los talleres esta cifra baja hasta el 21 %. 

¿Qué opinas de esta noticia? Debate en los foros con otros aficionados al mundo del motor.

Los mejores vídeos