Otaysa suspende pagos

La compañía de distribución multimarca de automóviles ha anunciado la suspensión de pagos para permitir que el grupo Otaysa puede seguir operando sin problemas

Hacienda investiga un posible fraude para evitar pagar parte del impuesto de matriculación
Hacienda investiga un posible fraude para evitar pagar parte del impuesto de matriculación

La reciente quiebra de su división de seguros, Asegurator, se ha llevado por delante a la parte de la empresa que se dedicaba al negocio de la venta de vehículos. La suspensión de pagos se presentó ayer, martes 21 de marzo, ante el juzgado de primera instancia de la localidad madrileña de Coslada. En la documentación aportada por la compañía se aprecia que el expediente de suspensión es de 3.700 millones de pesetas, mientras que el activo declarado asciende a 6.100 millones. Fuentes de Otaysa aseguran que esta medida tiene un carácter defensivo. Se trata de garantizar la seguridad del resto de empresas del grupo.
Otaysa, fundada por Santiago Gómez Pintado, creció durante un tiempo como distribuidora en exclusiva de las marcas del grupo Volkswagen, relación que se rompió a finales de febrero. Desde hace un mes, la compañía opera como distribuidora multimarca. Justo por esas fechas, su filial Asegurator se declaró en quiebra y se puso en manos de la Comisión Liquidadora de Entidades Aseguradoras, CLEA, para que ésta liquidase los bienes de la compañía y encauzase las operaciones con los clientes hacia otras aseguradoras.