Otaysa rompe con Volkswagen y empieza la venta multimarca

Aunque el contrato con la marca alemana está pendiente de resolución judicial, Otaysa ha decidido dar por terminada su relación y se convierte en un concesionario multimarca.

Hacienda investiga un posible fraude para evitar pagar parte del impuesto de matriculación
Hacienda investiga un posible fraude para evitar pagar parte del impuesto de matriculación

El pasado 7 de enero, Otaysa decidió apartarse de grupo Volkswagen, del que era distribuidor en exclusiva. Otaysa vendía sólo coches de las marcas Volkswagen, Audi, Seat y Skoda. Desde ahora, venderá automóviles de cualquier firma. Según Amalia Gómez, portavoz de Otaysa, la empresa tenía un contrato especial con la compañía alemana. No se trataba de un acuerdo como los de los concesionarios, sino de un pacto de distribución. Ahora, según Gómez, van a extender el mecanismo de su sistema Fórmula Otaysa a toda su actividad. Este programa ya funcionaba como multimarca y ofrecía un paquete de servicios integrados junto con el coche. Desde 1998, la empresa de Santiago Gómez Pintado había vendido 2.780 coches de marcas que no pertenecían a Volkswagen. En total, la actividad de la empresa arroja un saldo de 12.000 coches vendidos por año.
Lógicamente, los acuerdos de concesión impiden a los fabricantes vender directamente a Otaysa, con lo que ésta tendrá que comprar los coches a los concesionarios y revenderlos después en su red de centros. Esto mermará el beneficio de la empresa, aunque espera poder contrarrestarlo con compras muy voluminosas a precios más baratos que los normales. Amalia Gómez insiste en que los clientes no tendrán que pagar más que en otro concesionario. Además, Otaysa ofrece un nuevos servicio de apoyo que consiste en la recogida en el domicilio del usuario del coche cuando éste tenga que ser revisado. También le proporcionarán un segundo vehículo para estos periodos.