Opel pierde la exclusividad de uno de los mayores concesionarios de España

Valencia dejará de ser fiel a Opel. Automóviles Palma, el mayor concesionario de coches de la Comunidad Valenciana, ha decidido abandonar la venta exclusiva de Opel y comercializar otras marcas.

Automóviles Palma vendió el año pasado 2.586 vehículos Opel, convirtiéndose, por noveno año consecutivo, en el mayor punto de venta de la provincia de Valencia. Pero, a partir de ahora, los vehículos de la marca alemana deberán competir con otros automóviles dentro de este concesionario que factura al año más de 5.000 millones de pesetas.
El propietario del establecimiento, Manuel Palma, planea la construcción de una nueva sede que agrupe tres de sus puntos de venta con talleres y tiendas de recambio. Este nuevo edificio, "donde caben dos o tres marcas más", empezará a funcionar a finales de 2001.
El nuevo concesionario se situará en Paterna y tendrá 12.000 metros cuadrados, por lo que se prevé una inversión superior a los 600 millones de pesetas.
Para su nuevo proyecto, Palma podría seguir los pasos dados en 1997, cuando compró un concesionario de Opel en Valencia por 300 millones, y hacerse con otras marcas, ya que los principales grupos tienen completo su mapa de concesiones en esta ciudad.
Con el objetivo de centrarse en Valencia, Palma vendió ayer el único de sus concesionarios fuera de esta provincia. Ubicado en Nules (Castellón), este punto de venta pasa a ser propiedad del grupo del constructor Luis Batalla, que se hace así con la totalidad del negocio de Opel en la provincia castellonense.

Los mejores vídeos