Opel, partidaria de un plan estructural de largo plazo para el automóvil

El director general comercial de General Motors en España, Enrico de Lorenzi, se ha mostrado partidario de un plan estructural de largo plazo para acometer la renovación del envejecido parque automovilístico español como una mejor fórmula que las subvenciones directas a la compra.

De Lorenzi se explicó así en la presentación en Alemania de la nueva generación del Opel Zafira, que llegará a los concesionarios españoles a finales de noviembre con una lista de precios de entre 19.950 y 29.405 euros.

El director general comercial de General Motors dijo en declaraciones a Efe que no cree excesivamente en la bondad de las subvenciones directas a la compra porque tienen un efecto limitado, aunque reconoció que inmediato.

Si se quiere rejuvenecer el parque para mejorar la calidad del aire y la seguridad vial, las medidas tiene que ser a largo plazo. La bajada de impuestos ayudaría y también las limitaciones de circulación en las grandes ciudades.

De Lorenzi dijo que comprende que muchos automovilistas no pueden cambiar su coche ahora, pero a cambio se debe exigir un mantenimiento adecuado y vigilado por las ITV.

Estas medidas aparecen en el decálogo presentado esta semana por la asociación nacional de fabricantes (Anfac), que ha entregado a los partidos políticos para mejorar el parque pero también para reanimar un mercado que ha caído cerca de un 60 % desde 2007.

El mercado español del automóvil se mantendrá en los mismos niveles de ese año, dijo De Lorenzi, con alrededor de 950.000 unidades, incluidos en esta cifra los turismos y los vehículos comerciales.

Opel España cerrará el año con una cifra que estará entre las 64.000 y 65.000 unidades, dependiendo de este final de ejercicio, cifra que aún más baja que la de 2010, que cerró con 71.000 unidades.

Está cifra de matriculaciones hace que la rentabilidad media de la red se sitúe, según De Lorenzi en un índice negativo en torno al 0,7 %.

En este momento, Opel tiene en España 158 concesionarios, cuatro menos que hace un año, por haber ido al concurso de acreedores, de los que un tercio está en resultados positivos.

Del resto, una docena está en mala situación, pero están siendo ayudados por el equipo de gestores externos creado por General Motors desde febrero pasado para ayudar a estos distribuidores a salir de los balances negativos, explicó el director general Comercial de GM España.

Los mejores vídeos