Opel España cerrará 20 concesionarios en España

La firma automovilística alemana Opel reducirá su red comercial en 20 concesionarios, desde 148 a 128, con el fin de recuperar en un plazo de unos dos años la rentabilidad de su red de distribución, que cerró 2012 con unas pérdidas equivalentes al 0,8 por ciento de su facturación.

Agencias

Opel España cerrará 20 concesionarios en España
Opel España cerrará 20 concesionarios en España

Así lo ha anunciado en un encuentro con los medios el director general comercial de Opel España, Enrico de Lorenzi, quien ha puntualizado que el ajuste de concesionarios, que concluirá el próximo mes de junio, se efectuará mayoritariamente mediante fusiones o conversiones en agentes de ventas.

De Lorenzi admite que, con los actuales volúmenes del mercado español (unas 700.000 unidades anuales), la red no puede ser rentable. Según sus cálculos, la red de Opel volvería a la rentabilidad con un mercado de unas 850.000 unidades, un nivel que, a su juicio, podría recuperarse en un plazo de dos años.

Para el directivo de Opel, el volumen "natural" del mercado automovilístico español se sitúa entre 1,1 y 1,2 millones de unidades. En este sentido, asegura que las redes de concesionarios están sobredimensionadas. "Habrá una reducción y se quedarán los más fuertes", aseguró.

La recuperación de la rentabilidad de los concesionarios Opel no se originará sólo con este ajuste, pues la marca prevé crecer desde este año en volumen y en unidades. Para 2013, el objetivo es incrementar la cuota de penetración por encima del 7,5 por ciento, frente al 7,1 por ciento conseguido en 2012, ejercicio en el que la marca lideró las ventas a particulares durante el segundo semestre.

De Lorenzi se refirió asimismo a la necesidad de prorrogar el Plan PIVE de ayudas a la compra de automóviles, al tiempo que subrayó que Opel ha sido la marca con un mayor número de operaciones en este programa. El 11,4 por ciento de las operaciones del PIVE ha correspondido a vehículos de la marca Opel, lo que equivale a una cifra superior a 8.500 coches.

Según el director general comercial de Opel España, el mercado necesita un PIVE con al menos seis o siete meses de duración, lo que requeriría una dotación presupuestaria de más de cien millones de euros. "Lo ideal sería tener un plan hasta fin de año", añadió De Lorenzi, quien señaló que las marcas esperan "una respuesta rápida" por parte del Gobierno.