Opel España anuncia que cerrará con pérdidas el ejercicio 2000

La Dirección de la compañía ha expuesto al comité de empresa esta situación durante la tercera reunión negociadora del décimo convenio de la planta española, en la que trabajan unas 9.000 personas.

La Dirección de la planta de Opel España en Figueruelas (Zaragoza) ha anunciado que, a falta de los datos definitivos sobre los resultados financieros, la factoría española cerrará con pérdidas el ejercicio correspondiente al año 2000.
Los responsables de la compañía han realizado una exposición de la situación de negocio de Opel España durante 2000 en las áreas de seguridad, producción, calidad y ventas y han comentado que la situación es "bastante incierta", debido a la caída general del mercado.
No obstante, en lo referido al convenio la filial del fabricante alemán está planeando mantener la producción actual y pactar el calendario laboral para 2001 sin vacaciones flotantes. También quedarán resueltos los puntos de la plataforma del comité de empresa que hacen referencia a los ámbitos temporal, personal, de empleo y de estabilidad. Opel España prevé que la duración de este acuerdo sea de cuatro o más años.
La Dirección ha expresado su objetivo de mantener las actividades principales y de consolidación de la estructura productiva por medio de una política dirigida a incrementar el volumen de producción del Corsa, establecer nuevas inversiones y aumentar las actividades de componentes y repuestos.
Los representantes de la compañía han asegurado durante la reunión de la mesa negociadora que Opel España debe concentrarse en operaciones que aporten mayor valor añadido, supongan una ventaja competitiva frente a otras empresas o sean necesarias para mantener el control de la actividad principal.