Opel apuesta por los vehículos comerciales y los motores Diesel en 2002

La gama de modelos Opel para el año que viene presenta importantes novedades, entre las que destacan las modificaciones en los vehículos comerciales y la introducción de nuevos motores Diesel en los Astra y Omega, que ahora también cuentan con un mayor equipamiento.

Opel apuesta por los vehículos comerciales y los motores Diesel en 2002
Opel apuesta por los vehículos comerciales y los motores Diesel en 2002

Los vehículos comerciales constituyen el plato fuerte de la marca germana para el año que viene, pues es donde se centran las mayores novedades y donde se esperan los mayores éxitos.

Así, la gama sufre una transformación con el nuevo Opel Vívaro, un vehículo que admite una carga máxima de hasta 1,2 toneladas y presenta un interior equipado y confortable.

El Combo también se modifica y ahora presenta una versión acristalada de cinco plazas, que se lanzará en febrero. Este es el modelo con el que los responsables de Opel pretenden ocupar la primera plaza en el mercado de los derivados de turismo. Según el director general comercial de la marca en España, Juan Manuel Lumbreras, las previsiones para 2002 apuntan hacia una bajada de un 10 por ciento en las matriculaciones de turismos, pero las ventas de comerciales se incrementarán un cien por cien, hasta llegar a las 17.000 unidades.

La gama de este segmento se completa con el Opel Corsa Van, realizado sobre la nueva carrocería del Corsa.

Nuevas motorizaciones para los turismos
Los modelos Astra y Omega tendrán el año que viene nuevos propulsores Diesel, un equipamiento de serie más completo y mejoras tecnológicas.

El nuevo Opel Astra estrena un motor turbodiésel de inyección directa con 1,7 litros que, según la marca, ofrece 75 CV y permite obtener un consumo medio de 4,5 l/100 km. Estos valores se han conseguido gracias a varias mejoras aerodinámicas y a una reducción en el peso total del coche, en cuya construcción se han utilizado materiales ligeros: magnesio para el interior del volante, plástico transparente para las lentes de los faros delanteros y poliamida y fibra de vidrio para el alojamiento del airbag del acompañante.

La otra novedad es el motor de seis cilindros en línea con cuatro válvulas por cilindro que incorpora el Omega. También es un propulsor turbodiésel de inyección directa, pero, en este caso, desarrolla 150 CV y permite un consumo de 7,6 l/100 km. A partir del próximo noviembre, la versión 2.5 DTi estará disponible con una caja automática de cinco velocidades y, en 2002, todos los Omega cambiarán su parrilla delantera a una de tipo "nido de abeja".

En todos los modelos de la nueva gama, se incrementa el equipamiento de serie y se han añadido opciones como el climatizador automático o los sistemas de navegación. Los airbags laterales y de cortina, los reposacabezas activos y los sistemas de airbag inteligente (con un mecanismo que detecta si el asiento del pasajero está ocupado) son algunas de las mejoras introducidas en el apartado de la seguridad.

Por su parte, las firmas Cadillac y Chevrolet (pertenecientes también a General Motors) lanzarán dos nuevos vehículos en 2002. La primera introducirá en el mercado el CTS, una nueva berlina deportiva con dos motorizaciones (2,6 y 3,2 litros) y cajas de cambios manual y automática. Por su parte, Chevrolet presenta el TrailBlazer, un todo terreno con motor V6, de 4,2 litros y seis cilindros en línea.

Mejoras en Figueruelas
Las mejoras que Opel ha presentado también se extienden a la factoría de Figueruelas, que ha sido sometida a una remodelación para adaptarse a la fabricación del nuevo Corsa, cuyo lanzamiento es considerado como "el mejor, más corto y con la curva de arranque más pronunciada" en la historia de General Motors Europa.

El director general comercial de la marca en España ha destacado el buen hacer de la planta zaragozana y ha afirmado que este año alcanzará un récord en la historia de matriculaciones de nuestro país.

Esta perspectiva se basa en la evolución de las ventas durante los nueve primeros meses del año: 1.109.625 unidades en total, de las que 126.000 corresponden a turismos Opel. A esta cifra hay que sumar 6.000 vehículos comerciales y los buenos resultados que está arrojando el mes de octubre, pues, en los 10 primeros días, las ventas han sido un 18 por ciento más altas que en el mismo período del año anterior.

A pesar de que las cifras pueden llevar al optimismo, Opel continuará aplicando su política de recortes de empleo y producción, conocida como Plan Olympia. Así, General Motors, propietaria de la marca germana, ha anunciado hoy que eliminará 2.500 puestos de trabajo antes de 2003 probablemente en la planta alemana de Bochum.