Oldsmobile: canto del cisne

A falta de dos años para que la marca desaparezca, Oldsmobile, el escudo más antiguo de la automoción estadounidense, lanza su canto del cisne. Se trata del Bravada, un todo terreno que podría ser el último coche que esta legendaria firma trajese a Detroit.


Va equipado con un motor Vortec 4.2 litros que supera los 250 CV y lleva un chasis completamente nuevo. En principio, aparece en formato de cuatro ruedas motrices, pero habrá una versión de sólo dos. En General Motors aseguran que es digno heredero de esa tradición de lujo y confort al estilo americano que acompaña a Oldsmobile.