Nuevo Seat León

La segunda mitad del año acogerá la llegada de uno de los modelos más esperados de este 2005: el Seat León. Despojado de sus abalorios de prototipo, te contamos cómo llegará realmente a los concesionarios.

Nuevo Seat León
Nuevo Seat León

Diseño y deportividad. Esas parecen ser las dos características fundamentales de los modelos de Seat de última generación y, cómo no, del nuevo León. Hace apenas unas semanas, debutaba en forma de prototipo en el Salón de Ginebra y ya entonces nos hicimos una idea de lo que llegaría finalmente a los concesionarios de la marca. Bien es cierto que algunas soluciones, como la inclusión de cuatro cámaras de vídeo que informan al conductor y a los ocupantes de lo que sucede a su alrededor, o la configuración como un cuatro plazas, finalmente se han desechado, por el alto coste que suponía la primera y por la limitación en el número de plazas de la segunda. Sin embargo, algunos trazos estilísticos, como las manecillas de las puertas traseras semi-ocultas y los limpiaparabrisas colocados en reposo paralelos a los montantes delanteros se mantienen. Gracias a ello, se logra una apariencia de coupé, a pesar de que estamos ante una carrocería de cinco puertas, que es, hasta el momento, la única que se ha anunciado. El bastidor del León es totalmente nuevo y lo comparte con el Volkswagen Golf y el Audi A3, lo que asegura, según Seat, que el comportamiento dinámico será estable a la par que excitante, sobre todo gracias a la incorporación del concepto del “Chasis Ágil", desarrollado por el Centro Técnico de Seat en Martorell (Barcelona).La suspensión delantera tiene el mismo esquema que la del León actual (independiente de tipo McPherson) pero, en esta ocasión, se asocia a un nuevo subchasis de aluminio. Por su parte, la suspensión trasera, anteriormente semi-independiente por eje torsional, será ahora independiente con un eje Multilink de cuatro brazos. El nuevo León cuenta con dirección electromecánica y dispone de frenos con discos ventilados en las ruedas delanteras y discos macizos en las traseras. La seguridad activa se completa con ABS, control de tracción y control de estabilidad ESP, que serán de serie, según los niveles de equipamiento. Lo que sí será de serie son seis airbags (dos frontales, dos laterales delanteros y dos de cortina) que se podrán completar con los airbags laterales traseros, que serán opcionales. Todas las plazas están equipadas con cinturones de tres puntos de anclaje, con pretensores y limitadores de carga en los dos delanteros y en los dos laterales posteriores, que incluyen anclajes Isofix. Aparte, la marca señala que el León, al igual que el Altea, obtendrá muy buenas calificaciones en las pruebas de choque EuroNCAP, sobre todo en la materia de protección a los peatones. La incorporación de un nuevo chasis revierte en un incremento de las dimensiones exteriores y en una mayor habitabilidad para los ocupantes. La longitud ha aumentado 13,2 cm, hasta alcanzar los 4,31 metros; la anchura es 2,6 cm superior y llega hasta los 1,76 m y se queda en 1,45 m. En el interior, la marca promete más espacio, propiciado por una batalla 6,5 centímetros superior. El maletero permanece casi inalterado, con 341 litros frente a 340 litros de la primera generación. Lo único que cambia es que las formas del mismo son más regulares, lo que lo hace más aprovechable. La gama de motores que incorporará en un primer momento este León es de sobra conocida, pues ya la montan otros modelos de Seat, Volkswagen y Audi. La oferta está compuesta por cuatro motores, dos de gasolina y dos de gasóleo. En la primera categoría se encuentra un 1.6 de inyección indirecta y 102 CV y un 2.0 FSI con una potencia de 150 CV. En Diesel existen dos posibilidades, un 1.9 TDI de 105 CV y un 2.0 TDI de 140 CV. Aún no se conocen los precios de venta, que, seguramente, se darán a conocer en el Salón de Barcelona, donde debuta como primicia mundial. Lo que sí se conoce son los cuatro niveles de equipamiento, que son los usuales de la marca: Reference, Stylance, Sport y Sport-up. El nuevo Seat León es muy importante para la compañía y, sobre todo, para la planta española de Martorell, donde se fabricará en exclusiva.