Nuestras plantas automovilísticas, acosadas

El presidente de Renault España enciende la voz de alarma. Juan Antonio Fernández de Sevilla asegura que “o aumenta la flexibilidad de la industria del automóvil o no se asignarán más vehículos a España".

Flexibilidad laboral sí, despidos no
Flexibilidad laboral sí, despidos no

A juicio de Fernández de Sevilla, lo que realmente está en juego en nuestro país es “la continuidad de la fabricación de automóviles". Así de contundente se mostró ayer el presidente de Renault España durante su intervención en unas jornadas sobre Calidad y Competitividad organizadas por la asociación Diálogo.Fernández de Sevilla se mostró partidario de incrementar la flexibilidad de nuestras plantas para adaptar la producción a las oscilaciones de la demanda. “Si no se alcanza esta flexibilidad, no se asignarán vehículos. Debemos cambiar nuestro rumbo y la velocidad y, sabiendo cuáles son los actuales desafíos, trabajar para superarlos. No quisiera que dentro de unos años la industria de la automoción desapareciese en España. Esto ya ha sucedido en otros sectores", subrayó.El presidente de Renault España también hizo referencia a la ampliación de la Unión Europea que, además de una oportunidad de mercado, “representa una grave amenaza para los fabricantes de automóviles en España, ya que es un competidor con unos costes laborales entre un 15 y un 50 por ciento inferiores a los españoles. Además, su localización geográfica es más cercana a la zona de mayor densidad de ventas y su producción se centrará en vehículos pequeños, que son los que se fabrican en España".Ante esta debilidad, el directivo español aboga por favorecer la inversión extranjera en nuestro país “con una legislación laboral y fiscal adecuada, unos costes laborales controlados, unas infraestructuras renovadas y una sensibilidad de la Administración Pública".Fernández de Mesa aprovechó también su intervención para anunciar las posibles transformaciones del sector. En su opinión, “el concepto de vehículo cambiará ante de 10 años y los clientes comprarán automóviles a la carta". Asimismo, el presidente de Renault España pronostica una evolución del sistema industrial hacia modelos más eficientes, que modificarán las actuales estructuras productivas".