Nissan revisa a la baja sus expectativas de producción

Nissan Motor Ibérica ha anunciado un recorte de puestos de trabajo en sus factorías españolas, más de 2.000 personas se verán afectadas por dicho recorte.

Nissan Motor Ibérica acaba de hacer pública su intención de extinguir algunos contratos temporales de su planta barcelonesa antes de tiempo. Esta decisión está motivada por las bajas expectativas de producción para el próximo año 2002.

En principio se previó una producción de 109.952 unidades en la planta de Zona Franca, el mismo número que se produciría durante este año. Las expectativas se recortaron hace unos meses y se situaron en 74.981; ahora la rebaja se realiza de nuevo y sitúa la producción en las 67.730 unidades.

La extinción de contratos, que se llevará a cabo el próximo 1 de diciembre, afectará a 149 trabajadores eventuales de la factoría barcelonesa y de la planta de motores ubicada en Madrid. Además, el pasado mes de octubre se firmó un expediente de regulación de empleo que afectará a otros 2.400 trabajadores de los 4.000 que forman la plantilla de esta planta catalana. De todas formas hay un compromiso por parte de la empresa que contempla la posibilidad de hacer que los trabajadores eventuales afectados por la extinción de contratos se reincorporen a la vida laboral, cuando las necesidades de producción sean más fuertes, es decir, según Nissan Motor Ibérica, a partir del último trimestre del próximo año.

Las cifras hablan
Según Nissan Motor Ibérica, la caída de la producción está patente en modelos como el Almera Tino del que deberían haberse fabricado 44.303 unidades en este 2001 y que sólo alcanzará una producción de 37.103 unidades. Además, la semana pasada ha dejado de ensamblarse el modelo Vanette; ello influirá en el descenso de la producción en el mundo de la marca nipona.

El modelo Terrano II también sufrirá un descenso en cuanto a producción. Si este año se ensamblarán 36.983 unidades, para 2002 las que se prevén montar están en torno a las 25.627 unidades.

Así las cosas, el futuro de la planta de ensamblaje de la Zona Franca y de la de estampación de Montcada dependen casi por entero de la construcción del modelo X83 (conocido comercialmente como Renault Traffic u Opel Vivaro). Si la producción se comparte con la planta de Luton (Gran Bretaña), el futuro de Nissan Motor Ibérica estará mucho más claro. Hace unas semanas Nissan avanzaba su buena situación económica, algo que contrasta con estas decisiones de reducción de la producción.

Los mejores vídeos