Navarro emplaza al PSOE a defender un pacto fiscal generalizable a otras comunidades

El primer secretario del PSC, Pere Navarro, ha emplazado al PSOE a defender un pacto fiscal federal, distinto al concierto económico que propone CiU, ya que es un modelo que respeta la Constitución y el Estatut e incluso puede ser 'generalizable' a otras autonomías.

En una entrevista con Efe, Navarro ha invitado a sus compañeros del PSOE a que 'se lean bien los papeles' de la propuesta de pacto fiscal aprobada esta semana por el Parlament de Catalunya antes de criticarlo o rechazarlo, como han hecho algunos dirigentes socialistas en los últimos días.

'Estamos teniendo un problema de terminología. Lo que rechaza el PSOE, al igual que el PSC, es que Cataluña tenga un concierto económico como el vasco; pero un modelo de pacto fiscal federal es perfectamente asumible por el PSOE, incluso el partido podría impulsar un instrumento generalizable a otras autonomías', ha esgrimido Navarro.

El líder del PSC considera que el pacto fiscal federal -que se basa en un consorcio Gobierno-Generalitat para recaudar y gestionar los impuestos- es un modelo que puede ser aplicable en otras comunidades, porque se trata al fin y al cabo de 'una mejora en la financiación para que sea más justa con los que más aportan'.

Una de las primeras voces del PSOE que salió en contra de la reivindicación catalana del pacto fiscal fue la del presidente del partido y líder del socialismo andaluz, José Antonio Griñán, que en su congreso regional sugirió que Cataluña pretendía 'prosperar a costa de Andalucía'.

Tras estas declaraciones y el consecuente desencuentro con la dirección del PSC, Navarro y Griñán se reunieron para limar asperezas y abordar el tema de la financiación de las autonomías y un futuro cambio de modelo.

En ese encuentro, ambos acordaron que defenderían un cambio de modelo de financiación, que sea federal y que, garantizando un mínimo para todas las autonomías, respete el principio de ordinalidad, de manera que las comunidades que más aportan, una vez hecha su aportación a la solidaridad, nunca queden por debajo en el ránking del PIB per cápita de las que reciben esos fondos.

Es este modelo el que Navarro pide que el PSOE haga suyo, siendo consciente de que 'no se trata de un concierto como el vasco', e incluso lo 'generalice' a otras autonomías.

'El modelo es aplicable a otros lugares', ha subrayado Navarro, después de que el PSC apoyara, sólo parcialmente, la propuesta que salió el pasado miércoles del Parlament, ya que se abstuvo en el tema que constituye la columna vertebral del pacto fiscal en la línea del concierto económico que defiende CiU: la agencia tributaria única catalana.

Navarro, convencido de que el modelo que defiende el PSC es el único 'viable' y justo, ha invitado a los críticos con la postura que mantuvo su partido en el parlamento catalán a que 'se lean bien los papeles'.

Además de las críticas vertidas desde el PSOE, el PSC ha tenido que lidiar también con los reproches internos de los sectores más alejados de la actual dirección, que reclamaban un apoyo total del socialismo catalán a la propuesta del Govern.

'Estas personas deben saber dónde están. Los documentos dicen lo que dicen, y el consell nacional del PSC los aprobó el pasado sábado por unanimidad. Insisto, que se lean bien los papeles', ha zanjado Navarro.

La discrepancia más sonada fue la que protagonizó el exconseller Ernest Maragall, quien rompió la disciplina de voto y apoyó todo el texto propuesto por el Govern. La dirección estudia ahora este caso para decidir si toma medidas en consecuencia.