Mustang SVT Cobra, el último símbolo americano

Los coches de pura potencia sufrirán un pequeño descalabro con la desaparición en 2002 del Chevrolet Camaro y del Pontiac Firebird. Sin embargo, queda un gran superviviente: el Ford Mustang, que va a sacar al mercado estadounidense una versión más radical denominada SVT Cobra.

El Mustang, uno de los iconos de la cultura norteamericana, ha visto pasar delante de él los cadáveres de algunos de sus principales rivales, que surgieron, como él, en los años 60. Así, ha tenido que "llorar" la pérdida de modelos como el Plymouth Barracuda, el Dodge Challenger, el American Motors Javelin o el Mercury Cougar (no confundir con el actual Ford Cougar, que nada tiene que ver).

Estos nombres, que pueden sonar vacíos a los automovilistas españoles, son auténticos símbolos para los habitantes del Nuevo Continente. Por eso, la llegada de un nuevo componente de la saga siempre resulta un motivo de alborozo para los aficionados al motor estadounidenses.

La encargada de realizar la última creación del Mustang ha sido la división SVT (Special Vehicle Team) de Ford, que normalmente hace los productos más rácing de la marca.

El nuevo Mustang viene con una motorización, que ofrece 320 CV, asociada a un cambio de cinco velocidades, una de las cosas más criticadas, ya que tanta potencia casaría mejor con uno de seis relaciones.

Los ingenieros encargados de desarrollar el Cobra han tenido dos misiones principales a la hora de desarrollar este modelo. La primera es obvia: dotarle de una gran potencia y prestaciones; la segunda ha sido conseguir ese objetivo sin que el modelo perdiera ni un ápice de confort y utilidad.

Para ello, posee un completo equipamiento de serie que incluye interior en cuero, control de crucero, aire acondicionado y compact disc. Las llantas de aluminio, el spoiler trasero y un juego de esterillas son las únicas opciones disponibles. Todo ello, por algo menos de 30.000 dólares (algo más de 5,5 millones de pesetas).

El Mustang SVT Cobra podrá verse por primera vez en el Salón de Chicago de este año y saldrá a la venta en los Estados Unidos durante este 2002.