Multas por comer mientras conduces (sí, incluso un plátano): ¿cuál es la sanción y qué dice la ley?

Si eres de los que come o bebe en marcha, ten cuidado. Porque te contamos qué sanción te pueden poner por comer un plátano o dar un sorbo de agua.

Comer un plátano mientras conduces puede ser motivo de sanción
Comer un plátano mientras conduces puede ser motivo de sanción

Sales de viaje, no tienes mucho tiempo y echas un bocadillo para ir comiendo en el camino. O, simplemente, echas un plátano para calmar un poco el hambre antes de llegar a casa. Imagina que has parado en una gasolinera y te ha picado el gusanillo, compras una magdalena y te la comes ya al volante. Menos aún, compras una botella de agua para llevar al lado. Pues, por cualquiera de estas cosas, pueden multarte.

Este fin de semana desde SocialDrive nos han mostrado dos multas que tienen mucho que ver con estas situaciones. El pasado 31 de octubre publicaron un tweet que parecía toda una pesadilla propia de Halloween: 80 euros de multa por “conducir un vehículo sin mantener la atención permanente en la conducción. Circula portando una magdalena en la mano izquierda comiéndosela mientras conduce”.

Ayer mismo, desde SocialDrive nos volvían a sorprender con otra multa de idénticas características. Esta vez el comestible era un plátano, que era sostenido en la mano derecha mientras el conductor circulaba. La sanción también era la misma, 80 euros de multa por incumplir el artículo 18.1 del Reglamento de Circulación.

¿Qué dice el Reglamento de Circulación?

El artículo 18.1 del Reglamento de Circulación es ciertamente polémico ya que su vaga redacción permite incluir en este saco gran parte de las conductas que una persona puede realizar al volante en un momento dado o de forma puntual.

La redacción dice lo siguiente: “El conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción, que garanticen su propia seguridad, la del resto de los ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía. A estos efectos, deberá cuidar especialmente de mantener la posición adecuada y que la mantengan el resto de los pasajeros, y la adecuada colocación de los objetos o animales transportados para que no haya interferencia entre el conductor y cualquiera de ellos”.

Como te hemos contado en otras ocasiones, dentro de este artículo se podrían incluir sanciones por ir vestido inadecuadamente, si los agentes consideran que nuestras prendas (sudaderas, abrigos o chanclas) limitan nuestra libertad de movimientos. Pero también podrían multarnos por comer algo al volante, dar un trago de agua o buscar una emisora en la radio.

Archivado en:

Un frenazo por un radar fijo de la DGT provoca este accidente: y tiene multa.

Relacionado

Un frenazo por un radar fijo de la DGT provoca este accidente: y tiene multa