"Motion capture", nueva tecnología para la fabricación de coches

La tecnología más nueva para fabricar coches se denomina "Motion Capture", algo así como "captura de movimiento", un sistema de tres dimensiones con el que los gurús de Hollywood han dado vida a sus últimas producciones. Ahora, los diseñadores de automóviles han seguido sus pasos: el objetivo, realizar vehículos más seguros y ergonómicos y mucho más baratos.

"Motion capture", nueva tecnología para la fabricación de coches
"Motion capture", nueva tecnología para la fabricación de coches

La tecnología no es nueva. Vicon Motion Systems </font color="#0000CC"> la ha utilizado para hacer los efectos especiales de la última de las superproducciones del cine estadounidense, "Gladiator". Además, algunas de sus aplicaciones se utilizan desde hace más de 18 años para hacer algo más fácil la vida a los niños con parálisis cerebral. Se denomina "Motion Capture" y podría revolucionar el mundo de la automoción.

Mediante este sistema, se puede conocer cómo las personas se adaptan a las distintas máquinas. Este estudio, como indica su nombre en inglés, logra capturar los movimientos de un individuo, que se introduce en una cabina rodeada de cámaras y luces infrarrojas. Los ingenieros analizan cada reacción de su cuerpo y, mediante ordenadores, consiguen ver la escena desde la perspectiva de dicha persona y desde la perspectiva de otra persona mirando a su lado, como si de un vídeo de tres dimensiones se tratara.

Este dispositivo se ha mostrado en el último congreso mundial de la Sociedad de Ingenieros de Automóviles y, si se aplica, podría mejorar considerablemente la ergonomía de nuestros vehículos, al tiempo que se reducen los costes de desarrollo de los mismos.

La lucha de los ingenieros por ponerse en la piel de los posibles consumidores requiere bastante esfuerzo. Por ejemplo, en Ford llegan a ponerse papeles en los dedos para simular los movimientos de las mujeres que llevan las uñas largas y construir para ellas los distintos mandos.

Ford, laboratorio de nuevas tendencias
Ford ya se ha convertido en una especie de laboratorio de nuevas tendencias y algunas de sus ideas podrían sentar cátedra en EE.UU. Así, el denominado BeltMinder, un sistema que recuerda a los conductores que se abrochen el cinturón de seguridad, ha sorprendido a la máxima autoridad en materia de seguridad vial en dicho país.

La NHTSA, la Agencia Nacional para la Seguridad Vial y del Tráfico, está presionando a los fabricantes para que instalen tecnologías similares en sus modelos. Cuando un pasajero no se abrocha el cinto en un coche dotado con BeltMinder, una luz intermitente en el salpicadero y un ruido le avisan durante cinco minutos.

Según sus datos, si un 5 por ciento más de personas se abrocharan el cinturón, se evitarían en EE.UU. más de 1.000 muertos y 20.000 heridos al año.

Pregunta a los propietarios por su coche y recibe las respuestas en tu email.

Acepto la política de privacidad para poder obtener las respuestas.

Quiero recibir la mejor oferta.