Modificaciones en las vías españolas

Obras en la sierra madrileña, en el acceso a Zaragoza y entre Ávila y Segovia, en marcha.

A partir del próximo día 1 de junio, el tramo de la M-607 entre Colmenar Viejo y Cerceda, poblaciones madrileñas, quedará cerrado al tráfico hasta el 31 de octubre. El motivo de este corte está en las obras de mejora y acondicionamiento de esta vía. Sólo se permitirá el acceso a este tramo a los propietarios de las fincas colindantes a la carretera y a los que se dirijan a ellas.
La Dirección General de Tráfico ha establecido un desvío provisional. En dirección a Cerceda, el itinerario propuesto es a través de la M-609 dirección Soto del Real hasta el cruce con la M-862 y por ésta vía hasta la M-608 hacia Manzanares el Real y Cerceda; en el sentido contrario, se realizará el recorrido opuesto.

Por otra parte, se acaba de autorizar el proyecto de duplicación de la calzada de la carretera N-232, en los tramos que van desde Vinaroz a Santander y entre el Burgo de Ebro y Zaragoza. El presupuesto destinado a estas obras asciende a 3.940 millones de pesetas.

Por último, estos días comenzarán las obras de la autopista que unirá la A-6 con Ávila y Segovia. En un principio se procederá a las expropiaciones de terrenos. Se espera que a mediados del año 2002 las obras hayan finalizado.