Mini Cooper S Montecarlo, aún más exclusivo

Disponer de un Mini Cooper S ya es exclusivo, pero hacerse con una de las 50 unidades del Montecarlo es algo más. Para empezar, hay que desembolsar más de 37.000 euros para adquirirlo.

Sólo cincuenta afortunados tendrán la posibilidad de conducir la edición Montecarlo del Mini Cooper S. La diferencia de esta versión con el Cooper S normal radica, entre otros muchos elementos, en una placa de identificación numerada, en el kit aerodinámico y en el de potenciación procedente de la edición superdeportiva del vehículo llamada John Cooper Works (JCW). Lo que más destaca es el kit JCW que incluye un motor de 1,6 litros de cilindrada, en gasolina, que anuncia una potencia de 210 CV asociado a una caja de cambios de seis velocidades. Entre los elementos más destacados de la mecánica encontramos el compresor volumétrico modificado, una culata optimizada y un sistema de escape con un silencioso secundario que produce un sonido más bronco.

Gracias a este propulsor, el Mini Montecarlo acelera de 0 a 100 km/h en apenas 6,6 segundos y anuncia una velocidad punta de 230 mk/h. Con un propulsor tan potente no es de extrañar que se hayan montado un equipo de frenos a la altura: discos de mayor diámetro delante y pinzas especiales detrás. Para soportar el empuje de la potente mecánica, se monta el chasis Sport Plus que garantiza la estabilidad y la maniobrabilidad del conjunto. Por fuera, destaca el kit aerodinámico con faldones delantero, laterales y posterior y unas llantas deportivas llantas de 18 pulgadas, sobre las cuales se montan unos neumáticos 205/40 R.

Si lo colocamos al lado de un Cooper S, encontramos que la toma de aire de capó, realizada en fibra de carbono, tiene el mismo color que los retrovisores, el asidero del portón delantero e, incluso, del salpicadero. La edición Montecarlo ya está en los concesionarios de nuestro país, cuesta 35.000 euros a los que hay que añadir 1.722 euros si se incluyen los asientos deportivos y los gastos de matriculación. Al final, la factura puede alcanzar los 38.000 euros.

Sólo está disponible en color Hyper Blue con el techo en blanco, exclusivo, como en los Cooper S.

El motor de gasóleo turboalimentado de Toyota D4-D que ahora anuncia 90 CV de potencia se monta ya en el Mini también. De esta forma, la gama del coche dispone ya de dos motores de gasóleo (el otro también es de origen Toyota). Al lado de este párrafo, te ofrecemos un enlace con la gama completa.

Los mejores vídeos