Michelin Alpin5, máxima seguridad en invierno

No es necesario que nieve para montar un neumático de invierno. A partir de temperaturas inferiores a los 7 grados, el neumático de invierno se comporta con mayor seguridad. Michelin nos propone su nueva generación del Alpin.

Michelin Alpin5, máxima seguridad en invierno
Michelin Alpin5, máxima seguridad en invierno

Hacer el neumático perfecto para todas las estaciones es algo realmente complicado. Las radicales diferencias de temperatura entre invierno y verano hacen que los compuestos de goma de un mismo neumático no siempre sean los adecuados para cada situación. Según pude comprobar en la pista de pruebas que Michelin puso a nuestra disposición, en una prueba de frenada desde 80 km/h con asfalto frío, la diferencia entre un neumático de verano y otro de invierno es de unos 4 metros de media, pudiendo incluso aumentar en función de la temperatura; a más frío, peor se comporta el de verano. No es ya una cuestión de que llueva, nieve o haya hielo, simplemente con el asfalto frío y sol ya se marca la diferencia.

Así, para los fabricantes de neumáticos sólo existen dos estaciones: verano e invierno. Para ello juegan con los distintos componentes del neumático (unos 200 en total) y establecen la mezcla que genera la goma, el tipo de dibujo o la estructura interior. Bajo estas premisas Michelin sigue con su estrategia Total Performance, que busca ofrecer el mejor neumático de verano y el mejor de invierno para aportar la máxima seguridad con independencia de la estación del año. A su gama actual añade la quinta generación de su neumático de invierno, el Alpin 5. Cambia el compuesto de su goma, añade un mayor número de tacos y ranurillas y se especializa aún más en mejorar tanto la tracción como el agarre lateral y la frenada.

Sustituye al Alpin 4, si bien convivirá con él hasta agotar existencias. Está disponible en 27 medidas que van desde los 195/60 R13 hasta 225/45 R17 en distintos códigos de velocidad.