MG Rover España, también en suspensión de pagos

La suspensión de pagos de MG Rover ya afecta a sus filiales europeas. La división española de la marca acaba de ser puesta bajo la tutela de PricewaterhouseCoopers (PwC), la firma encargada de la gestión del fabricante que agoniza desde el pasado viernes.

Se buscan interesados en MG Rover
Se buscan interesados en MG Rover

Ocho filiales europeas de la automovilística británica MG Rover han sido puestas en suspensión de pagos. A partir de ahora, su control es asumido por PricewaterhouseCoopers (PwC), que ya se encarga de la administración del fabricante en Reino Unido. Tony Lomas, Steven Pearson y Rob Hunt son los nuevos gestores de las filiales. Su misión, según explican, será “apoyar a los clientes y a los concesionarios. Además, se asegurará que el suministro de vehículos con el volante a la izquierda se lleve a cabo de forma controlada", añaden.PwC, administrador de la marca desde el 7 de abril, también ha querido recordar que las delegaciones actúan como intermediarias entre la producción de MG Rover y su distribución en Europa. Los gestores intentarán que esta línea de negocio se mantenga, mientras estudian las opciones que existen para los vehículos fabricados según las leyes de la Unión Europea y que aún no han sido vendidos.Ante esta situación, los actuales delegados de la marca en España han explicado que los compradores de un Rover deben reclamar su garantía a los concesionarios. También han querido recordar que la ley obliga a los puntos de venta a ofrecer dos años de cobertura.Además, el suministro de piezas y repuestos está asegurado. Según nos ha confirmado uno de los responsables de la compañía, los concesionarios se proveen de recambios a través de una empresa externa a MG Rover España y, en principio, no habrá escasez.La filial de la automovilística en nuestro país ha sido la “perla europea" en los últimos ejercicios: en 2004, vendió 10.778 vehículos. Esta cifra representó el 9,5 por ciento de las matriculaciones de la compañía en el Viejo Continente. De hecho, durante el primer trimestre de este año, las operaciones de la delegación se han incrementado un 7,4 por ciento respecto a las del año pasado, según explica el periódico “Cinco Días". Alfonso Saavedra es el presidente de MG Rover España, una empresa con 42 empleados. Esta filial cuenta con una red de 84 concesionarios en nuestro país y 140 talleres autorizados.

Las filiales que Rover posee en Alemania, Holanda, Bélgica, Luxemburgo, Italia, Portugal, Francia e Irlanda también están bajo la tutela de PwC.Aunque la compañía china SAIC (Shanghai Automotive Industry Corp) ya ha anunciado que no está interesada en hacerse con MG Rover, aún existe la posibilidad de llegar a un acuerdo. Al parecer, el fabricante asiático quiere producir los modelos 75 y 25 y pretende comercializarlos con este nombre, por lo que podría emplear la red de las filiales para su distribución.SAIC tiene la intención de ensamblar estos vehículos en la misma China, donde la mano de obra es más barata. Ya se conocen las pérdidas del fabricante en 2004. Estas cifras confirman la agónica situación de Rover. El Durante el año pasado, los números rojos llegaron a los 367,2 millones de euros, un 170 por ciento más que en 2003. Según el diario “The Times", estos datos están incluidos en la documentación que PwC ha enviado a las empresas que podrían estar interesadas en adquirir activos de la automovilística británica.

El último gentleman de la automoción está a punto de decir adiós. MG Rover cierra su única planta y termina el montaje de sus coches. Ha estado un siglo “al Servicio de su Majestad". Si quieres conocer toda la historia de esta marca centenaria, desde su etapa más brillante hasta prácticamente su desaparición, no te pierdas el reportaje especial que hemos preparado esta semana.
MG Rover, la marca que valió un imperio