México pide a la OMC consultas con Argentina por sus medidas proteccionistas

El Gobierno de México pidió hoy a la Organización Mundial de Comercio (OMC) la celebración de 'consultas formales' con Argentina por las 'medidas proteccionistas' que aplica ese país y que afectan a las exportaciones mexicanas.

La Secretaría (ministerio) de Economía indicó en un comunicado que había presentado la solicitud formal ante la OMC para hallar 'una solución mutuamente satisfactoria' a las medidas argentinas que 'afectan y restringen la importación' de productos mexicanos en ese país.

Explicó que esta solicitud 'se realizó de manera coordinada con Estados Unidos y Japón', que presentaron el 21 de agosto una petición de consultas a Argentina similar a la de México, que se suman a la solicitud de la Unión Europea (UE) tras la expropiación de la petrolera YPF.

La acción pedida es el primer paso en el mecanismo de solución de disputas dentro de la OMC y pone en marcha un proceso que puede demorarse años hasta su solución final.

Argentina anunció a finales de junio la suspensión por tres años de la aplicación del Acuerdo de Complementación Económica (ACE) en el sector del automóvil con México, a raíz del 'grave' impacto que, en su opinión, tuvo un reciente protocolo que el Gobierno mexicano firmó con Brasil.

Ese protocolo, suscrito el pasado 15 de marzo después de que los productores brasileños se quejaran del aumento de las exportaciones mexicanas, estipula una serie de restricciones por tres años al intercambio comercial de automóviles entre Brasil y México.

El Gobierno mexicano calificó la decisión argentina como unilateral al asegurar que el concepto de suspensión que utilizó Buenos Aires para frenar el comercio de autos es ajeno a todo principio de derecho internacional y a las prácticas comerciales, y anunció que impugnaría la medida ante organismos internacionales.

En la nota emitida hoy México 'reitera su profunda preocupación por las medidas proteccionistas que Argentina aplica, así como las prácticas no transparentes que afectan el comercio entre nuestras naciones y generan incertidumbre en los operadores económicos que pretenden exportar' a ese país.

Ahora ambos países deberán celebrar consultas dentro de los próximos 30 días para intentar alcanzar una solución que mutualmente les satisfaga, apunta.

En caso de que dichas consultas no se celebren o éstas no permitan resolver las inquietudes de México en un plazo de 60 días contados a partir de hoy, el Gobierno de este país 'estaría en posibilidades de solicitar el establecimiento de un panel de la OMC para que se pronuncie al respecto y resuelva la controversia', advierte la institución.

México mantiene su 'compromiso de combatir cualquier práctica' que indebidamente impida la entrada de sus productos a otros mercados y 'refrenda su apoyo a la industria nacional y exportadora', añade el comunicado.