Menos multas, más concienciación

Continúa la “huelga de bolis caídos" que la Guardia Civil está llevando a cabo. Según Fernando Carrillo, presidente de la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), el conflicto laboral que ha causado las movilizaciones está provocando que los agentes “ejerzan una labor menos recaudadora de impuestos; está más orientada a la concienciación de los ciudadanos". Es un hecho: el número de multas ha descendido en el último mes.

La Guardia Civil no sabe cuándo debe retirar el carné
La Guardia Civil no sabe cuándo debe retirar el carné

Pere Navarro, director general de Tráfico, ya ha admitido la existencia de una “huelga de bolis caídos" que, al parecer, se desarrolla desde hace un mes. Los agentes de la Guardia Civil no sancionan las infracciones leves y ésta es su forma de protestar por la situación laboral que atraviesan. Según Fernando Carrillo, presidente de la Asociación Unificada de Guardias Civiles, el conflicto está provocado por una cuestión “que tiene mucho que ver con los derechos laborales y profesionales de los agentes. También existe una reivindicación de material, medios y plantilla" que, al parecer, aún no ha encontrado respuesta.La situación es más compleja de lo que parece y afecta a varios aspectos. En primer lugar, explica Carrillo, la Guardia Civil, a pesar de realizar “un trabajo similar al de otros cuerpos de Policía, no tiene un reflejo en el reconocimiento de sus derechos laborales, como el de representación o el de negociación con el Ejecutivo".Además, a los agentes “se les sigue aplicando el Código Penal Militar" y varias normativas castrenses que entorpecen su labor como cuerpo policial. “Tampoco hay homologación en formación, salarios, turnos de libranza, de trabajo o vacaciones", ha añadido el presidente de AUGC.A su juicio, la Guardia Civil es un cuerpo judicial que “debe depender directamente y en su totalidad del Ministerio del Interior".También, como indica la Asociación Independiente de la Guardia Civil (ASIGC), existe una “desmotivación" de los agentes de Tráfico, debido a la desestimación de un aumento en el complemento de productividad. Al parecer, la solicitud de esta subida se realizó en diciembre de 2004, es decir, fuera de plazo, lo que originó su denegación. Las movilizaciones de la Guardia Civil han traído consigo una mayor labor de concienciación al ciudadano, aunque no se ha eliminado la persecución de determinados delitos e infracciones. “El número de denuncias administrativas a la Ley de Seguridad Vial y al reglamento se ha reducido, lo que ha provocado un descenso en las multas de tráfico", indica Carrillo.Sin embargo, también hay que ver la otra cara de la labor de estos profesionales. Según la Asociación Independiente de la Guardia Civil, el descenso en la cifra de fallecidos y de accidentes de circulación se debe, en gran medida, al trabajo de los agentes. Para apoyar sus argumentos, la entidad ha aportado los datos referentes a 2004, hechos públicos por la Dirección General de Tráfico, que te resumimos en el siguiente cuadro:- Los accidentes de circulación se redujeron un 12,9 por ciento respecto a 2003.
- Los meses con más muertes fueron julio y agosto. Febrero y marzo fueron los períodos en los que menos fallecidos se registraron.
- La región en la que más han descendido los siniestros ha sido País vasco, seguida de Asturias. Por el contrario, los accidentes han aumentado en La Rioja, Extremadura y Baleares.
- Las carreteras convencionales son las que registran mayor número de muertes. La salida de la vía, causada por una velocidad inadecuada o por una distracción, es la causa más frecuente de fallecimiento.
- La mortalidad se ha reducido entre los conductores más jóvenes.
- El cinturón de seguridad se emplea cada vez más, peor no ocurre lo mismo con el casco. De hecho, han aumentado las muertes de ciclistas y de conductores de motocicletas. En cualquier caso, el importante movimiento de vehículos que se desarrollará a lo largo de estos días (la DGT prevé 12 millones de desplazamientos) estará vigilado por los agentes. El máximo responsable de Tráfico confía en que la “huelga de bolis caídos" no afecte a la imposición de denuncias por las infracciones graves a la seguridad vial. De hecho, ayer comenzaron a patrullar los 132 nuevos vehículos camuflados con los que cuenta la Guardia Civil. Estos coches, correspondientes a diversos modelos y con distintos colores y mecánicas, tienen matrículas ordinarias. Cuando observan algún comportamiento antirreglamentario o una conducta peligrosa, el turismo se sitúa detrás del infractor y le ordena que se detenga mediante sirenas, megafonía y una pantalla,. Ayer han puesto sus primeras multas.