Los mejores consejos para ahorrar conduciendo y los modelos de coches que menos gastan

Si quieres que la imparable subida de la gasolina no te quite las ganas de viajar o coger el coche estos días, toma nota de estos consejos para ahorrar conduciendo.

Los mejores consejos para ahorrar conduciendo
Los mejores consejos para ahorrar conduciendo

Muchos conductores están a punto de iniciar sus vacaciones de verano. Y el coche será el compañero de viaje en muchos casos. Aunque con la subida en los precios del carburante, llenar el depósito del coche se está convirtiendo en todo un lujo. Pero si quieres exprimir hasta la última gota de carburante de tu depósito estos días, la revista de la DGT nos ofrece una serie de consejos para coger el coche y no morir en el intento.

Pero antes de emprender la marcha, nos recuerdan que es imprescindible realizar una puesta a punto en el taller una vez al año, sobre todo a los modelos con más años a sus espaldas.

Además, a la hora de reducir el consumo, es muy importante asegurarse siempre de llevar la presión adecuada en los neumáticos. Según el RACE, “conducir usando neumáticos con una presión de 0,5 bares inferior a la recomendada por el fabricante hace que el consumo aumente en un 2% en áreas urbanas y un 4 % en las interurbanas”.

También hay que recordar que cuando se viaja muy cargado, hay que aumentar dicha presión con la referencia del fabricante indicada en la tapa de la gasolina o en el marco de la puerta. De no hacerlo, además de subir el consumo, se incrementará el desgaste del neumático obligando a adelantar su sustitución.

Los mejores consejos para ahorrar al volante
Los mejores consejos para ahorrar al volante

La marcha más larga posible

El gasto de combustible se reduce de forma muy acusada con la tendencia a conducir en la marcha más larga posible, incluso en ciudad respetando los límites. Los motores actuales permiten circular bien en marchas largas a muy bajas revoluciones con el motor muy desahogado y consumiendo lo mínimo. En este sentido es muy recomendable no apurar las marchas cortas a no ser que arranquemos en una cuesta muy pronunciada. Y tomar como referencia que antes de llegar a 50 km/h ya deberíamos haber engranado la 4ª o 5ª marcha. Y en ciudad, si el coche no cuenta con el sistema Start/Stop, es recomendable parar el motor en detenciones prolongadas sin miedo a que la batería sufra por esta acción.

Anticiparse al tráfico

Conducir a una velocidad moderada y constante, sin cambios constantes de ritmo, y mantener la distancia de seguridad, lo que nos permitirá circular a una velocidad constante sin tener que ir pendiente del freno. En la salida de los semáforos se debe acelerar de una manera progresiva y cambiar aprovechando el mejor rendimiento del motor. De lo contrario se va a llegar al siguiente semáforo algunos segundos antes que el resto, pero consumiendo tres veces más. También sería interesante, anticiparse y dejar de acelerar al ver a lo lejos un coche, un camión o un autobús que circula más despacio para llegar con inercia en retención sin gasto de combustible. Esto es mucho mejor que seguir acelerando hasta dar alcance al vehículo que nos precede y frenar para, más tarde, tener que recuperar esa velocidad para lo que el motor tendrá que revolucionarse de nuevo con el consiguiente gasto. Anticiparse permite no solo ahorrar combustible, sino también pastillas de freno.

Ojo con el equipaje

Todo lo que suponga romper la aerodinámica de un vehículo está asociado irremediablemente a consumir más. Si el maletero se queda pequeño, conviene recurrir a un baúl o portaobjetos de techo cerrado y con formas aerodinámicas y no a poner los bultos sin orden en una baca atados con pulpos, ya que, además de peligroso, aumentará mucho el consumo.

Los mejores consejos para ahorrar conduciendo
Los mejores consejos para ahorrar conduciendo

Por último, antes de emprender un viaje es aconsejable consultar la web de la DGT donde encontrarás información en tiempo real sobre todo tipo de incidencias (retenciones, obras, lluvia, itinerarios alternativos...) que nos evitarán gastar combustible en atascos. Y si el destino es nuevo y desconocido, lo ideal es dejarse guiar por un navegador que nos aconsejará la mejor ruta.

Los coches que menos gastan

El segmento de los utilitarios ha sido siempre el que ha anunciado unos consumos más ajustados, sobre todo por tamaño, peso y baja potencia de sus motores. Sin embargo, la constante incorporación de tecnologías de vanguardia en busca de la reducción del gasto de combustible en los segmentos medios y superiores, ha conseguido, incluso del segmento SUV, una horquilla de consumos más que razonables. En parte gracias a la llegada de la tecnología híbrida enchufable o Plug-in. Estos son los modelos más ahorradores por segmentos:

Compactos

Los 5 modelos que menos consumen de esta categoría son híbridos enchufables con precios que parten de los 32.000 euros, potencias entre 141 y 218 CV y consumos entre el 1.0 y los 1,1 l/100 km. Son los Mercedes A250e, Seat León e-Hybrid, Hyundai Ioniq Hybrid, Peugeot 308 Hybrid y Opel Astra PHEV. El diésel que menos consumen es el Citroën C4 HDI (4 l/100km) por 21.000 euros.

Mercedes A250e
Mercedes A250e

Utilitarios

Los dos modelos que menos gastan equipan la tecnología híbrida auto recargable. Son el Mazda 2 Hybrid y el Toyota Yaris 120H también híbrido. Ambos con etiqueta ECO y un consumo de 3,8 l/100km, que es el más bajo de todos los coches a la venta en nuestro país, sin ser híbridos enchufables y precios que parten de los 19.000 euros. En diésel, aunque sin la etiqueta ECO, está el Peugeot 208 BlueHDI con 100 CV y 4,0 l/100 km.

Mazda2 Hybrid
Mazda2 Hybrid

SUV

En el segmento de moda encontramos prácticamente todas las tecnologías: gasolina, diésel, híbrido ligero, hibrido enchufable o gas. La cifra más baja es la del Toyota RAV4 Plug-in (1.0 l/100 km) que cuesta 47.000 euros. Con precios más bajos, aunque ya sin etiqueta 0 de la DGT, el mejor consumo es el del Volkswagen T-Roc TDI (4,6 l/100 km). En gasolina, hay un Kia Xceed con micro hibridación y 136 CV que gasta 5,0 l/100 km por 25.175 euros.

Toyota RAV4 Plug in
Toyota RAV4 Plug in

Berlinas

El Skoda Octavia arrasa entre sus rivales. Y lo hace en cualquiera de sus cinco tecnologías. Hablamos de un gasto entre 1 l/100km (versión PHEV de 204 CV, por 34.000 euros) y los 5,2 l/100 km (de la versión de gasolina sin ayudas técnicas), nada mal para una berlina de 4,69 metros de longitud.

Skoda Octavia
Skoda Octavia

 

Trucos para ahorrar combustible

Relacionado

Los trucos infalibles que SÍ funcionan para ahorrar combustible y… algunas leyendas urbanas

Calcula aquí cuál es la gasolinera más barata para coches diésel o gasolina que tienes cerca de ti

Relacionado

Calcula aquí cuál es la gasolinera más barata para coches diésel o gasolina que tienes cerca de ti

Nuestros destacados