Mazda elimina la marca Xedos

La compañía japonesa ha decidido centrar su actividad única y exclusivamente en la principal marca del grupo, haciendo desaparecer a la división lujosa del mismo. Mazda contará con nueva imagen y filosofía, que harán su debut en el próximo Salón de Tokio.

La compañía japonesa Mazda ha divulgado su intención de acabar con la andadura comercial de su división de automóviles de lujo Xedos, aunque aún no ha puesto fecha.

Su presidente, Mark Fields, ha aducido la incongruencia de contar con dos enseñas y dos líneas de producto en el futuro y ha comentado que su intención era la de centrarse en fortalecer la presencia comercial de la primera marca del fabricante.

Fields pretende desarrollar una nueva imagen para Mazda, a caballo entre Alfa Romeo y BMW, basada en un diseño muy llamativo y en el placer de conducción.

El vehículo encargado de inaugurar este inédito concepto de marca será el sucesor del Mazda 626, el cual hará su debut en el Salón Internacional del Automóvil de Tokio, en octubre. Este modelo será lanzado la próxima primavera en Europa y se ofertará en tres versiones comerciales distintas: cuatro y cinco puertas y familiar.

El deportivo RX-8 también hará su aparición oficial en Tokio y con su motor rotativo continúa la senda marcada por Mazda en este campo.

Nuevo nombramiento
Dentro de este intento de renovar su imagen, Mazda ha nombrado a un nuevo jefe de diseño: Moray Callum.

Callum, de 42 años, pertenecía a la plantilla del fabricante Ford, accionista mayoritario de la compañía japonesa, donde desempeñó su labor durante 13 años. A él se debe el diseño de los modelos Ford Windstar, Super-Duty, Excursion y Mercury Villager.