Mazda crea un vehículo con pila de combustible y motor eléctrico

Mazda continúa su búsqueda del combustible del nuevo milenio. Tras sus anteriores intentos, ha logrado instalar debajo del suelo de un "Premacy" una pila de combustible y un motor eléctrico.

Los alquimistas del nuevo milenio no descansan. En su búsqueda de un combustible más limpio y, sobre todo, más barato, los distintos fabricantes de automóviles proyectan nuevos vehículos capaces de funcionar sólo con hidrógeno y oxígeno.
Mazda ya tiene listo su nuevo diseño. Es el "Premacy FC-EV", un vehículo propulsado gracias a una pila de combustible y un motor eléctrico.
Con este nuevo prototipo, construido sobre la base del "Premacy" de gasolina, Mazda es el primer fabricante que consigue reducir los componentes de un motor eléctrico y de la pila de alcohol metílico para que quepan debajo del suelo del coche.
Además, el "Premacy FC-EV" también cuenta con el privilegio de ser el primer automóvil con este tipo de propulsión que ha recibido el permiso de las autoridades japonesas para rodar por sus calles.
Así, con el visto bueno del Gobierno nipón, este vehículo comenzará a probarse el próximo jueves. Se medirán sus niveles de consumo y sus emisiones contaminantes. Los resultados serán aplicados en las investigaciones de motores alternativos, realizadas por Mazda desde hace más de una década. En 1991, Mazda comenzó a probar la pila de combustible. Éste es el cuarto prototipo y ha contado con el apoyo de Ford, que controla un 33,4 por ciento de la compañía japonesa. Si quieres saber más sobre este sistema

Untitled Document

PINCHA AQUÍ