Martorell ya produce el nuevo León

La fábrica de Seat en Martorell (Barcelona) ha iniciado ya la producción en serie de la nueva generación del León, uno de los modelos más esperados del año. La filial española de Volkswagen ha invertido en su desarrollo cerca de 500 millones de euros.

Seat: León Prototipo, el más esperado
Seat: León Prototipo, el más esperado

Por ahora, sólo conocemos a la nueva generación del León a través de una versión no definitiva, denominada Prototipo, que Seat presentó al público durante la celebración a comienzos de marzo del Salón de Ginebra. Sus primeras unidades, sin embargo, comenzaron a ensamblarse ayer en Barcelona, lo que ha despertado una gran expectación.El motivo por el que la factoría catalana de Martorell ha iniciado tan rápidamente la producción del León responde al objetivo de alcanzar lo antes posible un ritmo de fabricación de 500 unidades diarias. A ser posible, Seat debería obtener esta ambiciosa cifra en apenas cinco meses, fecha en que está programado el lanzamiento del esperado modelo.Para su desarrollo, y para la adaptación de la planta de Martorell a la fabricación, la filial española de Volkswagen ha invertido cerca de 500 millones de euros. Esta estrategia de producción obligará a Seat, muy probablemente, a poner en marcha en mayo un tercer turno de trabajo en la línea de montaje número 3, lo que permitiría absorber el excedente de 350 trabajadores que la dirección calcula que existe actualmente en la compañía.En cuanto a características técnicas, podemos adelantar ya que la segunda generación del León compartirá plataforma con el Audi A3 y con el Volkswagen Golf, además de muchos rasgos estilísticos con los nuevos Altea y Toledo. Medirá 4,34 metros de longitud, lo que le supone un crecimiento de 16 centímetros con respecto a su antecesor.Seat ha dejado también claro que el coche contará, en principio, con una carrocería de cuatro puertas, aunque presentará semiescondidas las manetas de las traseras. A los concesionarios llegará con motores de todo tipo, gasolina y Diesel, aunque de momento sólo hemos podido contemplar el propulsor tope de gama, y la verdad es que emociona.Se trata de un dos litros con turbocompresor y tecnología FSI de inyección directa (el mismo que el Golf GTI) y 200 CV de potencia máxima entre las 5.100 y las 6.000 vueltas. A él se asocia una caja de cambios automatizada DSG de seis velocidades y con levas en el volante. En total, el fabricante anuncia 236 km/h de velocidad máxima y una aceleración de 0 a 100 km/h en 6,9 segundos.Junto a la novedad del inicio del montaje del nuevo León, el grupo Volkswagen ha introducido algunos cambios en su proceso de producción. En primer lugar, ha decidido aumentar en 173 unidades la producción diaria en Martorell del Ibiza, donde también fabrica el Córdoba. En segundo lugar, el consorcio alemán ha decidido también reanudar su actividad en Navarra, tras el parón de Semana Santa, y donde, a partir de ahora, sólo se ensamblará el nuevo Polo GT, después de que el pasado día 23 de marzo concluyera la producción del antiguo Polo, del que han salido más de 800.000 unidades en los últimos cuatro años.