Madrid se compromete a desdoblar la M-501

La Comunidad de Madrid ha anunciado ya su intención de retomar el proyecto de desdoblamiento de la conocida como “Carretera de los Pantanos", una vía con gran afluencia de vehículos y fuerte siniestralidad. El problema medioambiental se presenta como el único obstáculo.

Esperanza Aguirre cuenta a su favor con el apoyo de los alcaldes de la zona. Los 12 municipios más afectados por la carretera estuvieron ayer representados en la reunión de Madrid. Sus alcaldes aseguraron que presentarán en las próximas horas una moción en sus respectivos plenos para instar a la Comunidad a efectuar todos los estudios necesarios.El objetivo de la iniciativa es acabar con los embotellamientos que sufre una vía por la que circulan entre 30.000 y 40.000 vehículos diarios. La siniestralidad es el otro gran problema de la “Carretera de los Pantanos". Hasta nueve personas fallecen en ella al año en accidentes de tráfico.La intención del Gobierno regional es que las obras se puedan llevar a cabo en esta legislatura. No obstante, Granados ha asegurado que existen diferentes grados de problemática en el trazado que pueden provocar que el proyecto se realice en varias fases.Por otra parte, el grupo municipal socialista en Madrid ha anunciado que llevará hasta los tribunales el proyecto de reforma de la M-30 a su paso por la Casa de Campo, porque considera que puede “afectar muy negativamente a más de un centenar de árboles de la zona".El proyecto oficial, pendiente de su aprobación por la Junta de Gobierno municipal, prevé la destrucción de 106 árboles situados entre el Paseo del Marqués de Monistrol y el Puente del Rey, según ha denunciado el Psoe. Los socialistas piden ahora que la Comunidad obligue a cambiar el plan.La Comunidad de Madrid no quiere esperar más y estudiará nuevamente el proyecto de desdoblamiento de nuevos tramos de la M-501, conocida como “Carretera de los Pantanos". Así lo anunció ayer Francisco Granados, consejero de Infraestructuras, tras la reunión que mantuvo en la Real Casa de Correos con la presidenta regional, Esperanza Aguirre, y los alcaldes de los municipios más afectados por la situación actual de la vía.Granados se comprometió a llevar a cabo una iniciativa que anteriormente fue desechada por no preservar el entorno ecológico de la zona. Ahora, el Gobierno autonómico establecerá medidas compensatorias para no dañar el medio ambiente.Sin embargo, su aprobación no va a ser tan sencilla. La Comunidad de Madrid tendrá que presentar en los próximos días este proyecto a la Unión Europea, puesto que afecta a una zona especial de protección de aves. La máxima institución comunitaria es la que deberá, finalmente, dar el visto bueno a la operación.