Madrid pide más inversión en carreteras

Las nuevas carreteras madrileñas no se encuentran entre los objetivos prioritarios establecidos por Fomento, lo que ha levantado fuertes críticas en la Comunidad. El Gobierno de Esperanza Aguirre considera que la inversión en Madrid “no termina con las actuaciones en Barajas". Ahora, pide más dinero para la R-1 y la M-50 y la ampliación de la R-3.

En marcha el Madrid post-electoral
En marcha el Madrid post-electoral

El portavoz del Partido Popular en la Asamblea de Madrid, Antonio Beteta, presentará el jueves una moción en la que pide al Gobierno regional la adopción de medidas necesarias para aumentar la inversión en sus carreteras. El Partido Popular considera que la Administración central ha castigado a la Comunidad, reduciendo hasta en un 25 por ciento la partida destinada a infraestructuras: de los 3,2 millones de euros que ha recibido este año pasará a 2,3 millones en el próximo ejercicio.La nueva M-60 y el cierre norte de la M-50, proyectos muy valorados por el anterior gabinete de Francisco Álvarez Cascos, no son ya prioritarios para la nueva titular de Fomento, Magdalena Álvarez. Su ministerio ha destinado 700.000 euros para el cierre del nuevo cinturón y poco más de 1,6 millones para la construcción de la variante. Ambos planes estaban valorados en casi 2.400 millones de euros.La Comunidad también solicita la ampliación de la R-3 hasta el límite provincial y la construcción de la R-6, que serviría de desahogo a la congestionada carretera de A Coruña. "El Gobierno de Zapatero tiene que darse cuenta de que la inversión en Madrid no termina con las actuaciones en Barajas, tal y como entiende el PSOE", ha argumentado el propio Beteta. El Ejecutivo regional también denuncia que, una vez acabado el estudio previo informativo a la remodelación de la M-40, “Fomento ha decidido meterlo en un cajón para olvidarlo".En los nuevos Presupuestos del Estado repiten dotación económica tanto la creación del tercer carril de la A-2 en Torrejón, como la variante de San Martín de Valdeiglesias. Otros proyectos, como por ejemplo la conexión de la calle Alcalá con la avenida de Logroño o la variante de la A-1 en el Molar, reciben un importante empujón monetario.Por otra parte, esta misma semana se inician los trabajos de remodelación de la M-30, lo que provocará dificultades de desplazamiento en numerosos tramos. Los primeros cortes de tráfico tendrán que ver con las obras de construcción de un túnel de un kilómetro con el que, si se cumplen los objetivos, se acabarán los atascos del Nudo de la Paloma. Este proyecto obligará a desviar la circulación entre la calle Buganvilla y la avenida de Burgos, y entre ésta y Pío XII.A finales de esta semana, además, el Ayuntamiento decidirá si comienza ya la prolongación del túnel de O’Donell, lo que provocará más cortes en la zona este de la carretera de circunvalación. Lo peor, no obstante, llegará la próxima semana, cuando se desvíe la circulación en los carriles centrales de la M-30.

Los mejores vídeos