Madrid, la gran ratonera

Los atascos no sólo cuestan tiempo, también dinero: según los expertos, al año nos hacen perder más de 1.500 millones de euros. La mayor parte de las retenciones se producen en Madrid, pero hay más: obras continuas, carriles cortados y –ahora- “cero Zapatero" en inversiones.

Todos contra los atascos en Madrid
Todos contra los atascos en Madrid

Los atascos que se producen en días laborales en las ciudades españolas de más de 200.000 habitantes cuestan a las arcas del Estado más de 1.500 millones de euros al año. Son datos de Francisco Muñoz de Escalona, científico titular del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). El Real Automóvil Club de Cataluña (RACC) aporta más datos: los atascos pueden llegar a doblar el consumo de los vehículos y aumentar en un 80 por ciento sus emisiones de CO2. No sólo se pierde tiempo y se aumenta el consumo de combustible; la congestión viaria también acarrea contaminación, empobrecimiento de la calidad de vida y aumenta el riesgo de sufrir un accidente de tráfico. Es cierto que pocas urbes están libres de este mal. Si juntásemos todos los atascos que se están produciendo en estos momentos en las carreteras de la UE, tendríamos más de 7.500 kilómetros (el 10 por ciento de las vías) completamente bloqueados. Sin embargo, Madrid es la ciudad española más castigada. Según los datos del CSIC, la capital soporta en torno al 60 por ciento de los costes provocados por los atascos, ya que en sus carreteras se registran el 17 por ciento de las retenciones que se producen en nuestro país. ¿Qué ocurre en Madrid?Hoy, el Ayuntamiento ha decidido limitar el tráfico en 11 zonas neurálgicas de Madrid. ¿El motivo? Más obras: en Costa Rica, en el túnel de Cuatro Caminos, en Princesa, en Gan Vía, en Lavapiés, en Atocha, en Alonso Martínez, en Mendez Álvaro... Además, continúan los trabajos en la M-30. Ahora mismo, hay nueve puntos de obra en esta carretera de circunvalación, a los que se añadirá el cruce con la A-3. A partir de hoy, por las noches (desde las 23.00 horas a las 06.00), estará cortado el tráfico en la M-30 bajo el cruce bajo la A-6 dirección norte. También se cerrará el ramal de acceso a la carretera de circunvalación desde la Plaza de Conde Casal, para lo que se ha previsto un desvío hacia la calle O’Donell, la avenida Ciudad de Barcelona y Méndez Álvaro.

El carril Bus-VAO de la carretera A Coruña (A-6) va camino de convertirse en un cementerio de autobuses. Cada vez que uno de estos vehículos se avería en su interior, el carril queda colapsado y se atasca el acceso al intercambiador de Moncloa. Este año ya hemos podido ver en tres ocasiones a cientos de personas abandonando los vehículos y autobuses dentro del bus-VAO y recorriendo a pie varios kilómetros.
Los responsables tienen claro que algo hay que hacer. Pero ¿qué? Las propuestas son de lo más dispares.
Hay quien habla de hacer un carril adicional, otros apuntan que se tendrían que quitar las barreras de hormigón para que los coches pudieran abandonarlo, incluso algunos apuntan la posibilidad de poner a patrullar a un autobús con dos cabezas (que se pueda conducir desde la parte delantera y trasera para que pueda remolcar a cualquier vehículo averiado).
Se acaba de conocer cómo repartirá el Gobierno sus presupuestos para carreteras. Habrá 2.500 millones de euros en los próximos años para infraestructuras viarias, pero, de ese cantidad, Madrid no verá ni un euro. Así lo asegura el Partido Popular en la Asamblea de Madrid. Un portavoz del PP, Antonio Beteta, destaca que “el presupuesto normal ya se ha reducido un 25 por ciento en lo que toca a la región, y ahora en la inversión extrapresupuestaria nos dan un ‘cero Zapatero’". Para los populares, el Gobierno se ha olvidado de la M-50 y la M-60. Además, proyectos como la ampliación de la R-3 (radial de Arganda del Rey) o la creación de las nuevas R-1 o R-6 se han archivado directamente.