Madrid inaugura un carril-bici al que no se puede llegar en bici

La madrileña Casa de Campo estrena un nuevo carril-bici, "un circuito ecológico", según lo ha presentado el Ayuntamiento, pero, paradójicamente, resulta imposible acceder a esta vía con bicicleta.

La asociación ciclista Pedalibre</font color="#0000CC"> ha denunciado que el nuevo carril-bici es prácticamente inaccesible en bicicleta. Los ciclistas que quieran disfrutar de su trayecto deberán trasladarse en coche o en metro hasta la estación de Lago ("tal y como han hecho siempre los ciclistas que acuden a la Casa de Campo", según el Ayuntamiento).

Llegar hasta ese punto en bicicleta, además de muy peligroso, está prohibido: hay que atravesar la avenida de Portugal o cruzar un túnel subterráneo y circular por la acera en el Alto de Extremadura. Por eso, Pedalibre solicita que la ruta del nuevo carril comience en la estación de metro de Lago y no en la Puerta de Dante, "mucho menos conocida".

Además, esta asociación asegura que este carril-bici comprende algunos tramos peligrosos para los ciclistas, ya que hay cruces a nivel sobre carreteras. El Ayuntamiento ha instalado carteles señalando dichos pasos, pero algunos quedan tapados por el ramaje de los árboles.

El nuevo carril-bici tiene 11,5 kilómetros de recorrido, está pintado de color de rojo y ha precisado una inversión de 150.253 euros (casi 25 millones de pesetas). El concejal de Medio Ambiente, Adriano García-Loygorri, asegura que es un "circuito ecológico", porque no ha precisado talar ningún árbol y se ha construido sobre caminos y cortafuegos ya existentes.

Si quieres saber a qué problemas se enfrentan los ciclistas, no te pierdas este

Untitled Document

reportaje.