Madrid estrena su primera pista privada para exámenes de conducir

En Madrid, los aspirantes a conductores tienen que desplazarse hasta Móstoles para realizar el examen práctico, pero, a partir de ahora, algunos ya podrán hacerlo en Alcalá de Henares. Eso sí, esta pista, la primera privada de toda la Comunidad, tiene varios requisitos.

En primer lugar, los alumnos deberán ser vecinos del Corredor Madrid-Guadalajara y, en segundo lugar, tendrán que pagar una tasa extra de 8,07 euros (1.343 pesetas). Estas condiciones otorgan el derecho a usar la primera pista privada para exámenes de conducir.

Este circuito está situado en el polígono La Garena, de Alcalá de Henares, que tiene una extensión de 38.000 metros cuadrados y fue cedido por el Ayuntamiento alcalaíno. Uno de sus principales accionistas es la Asociación Madrileña de Autoescuelas.

Con esta iniciativa, además de descongestionar la pista que la DGT posee en Móstoles, a donde se desplazan más de 16.000 alumnos cada día, se avanza hacia la privatización del examen, una de las principales reivindicaciones del sector.

Para que el examen de conducir sea gestionado por una empresa privada y no por funcionarios de la DGT, hay que modificar la Ley 33/84 sobre Medidas de la Función Pública. En Alemania, ya se ha privatizado estas pruebas, pero los exámenes no los realizan las autoescuelas, sino empresas específicas que cuentan con la homologación de las autoridades germanas.

El pasado verano, los examinadores de Tráfico se pusieron en huelga durante 12 días. Estos paros provocaron sólo en Madrid pérdidas superiores a los 500 millones de pesetas (más de tres millones de pesetas) y dejaron sin examinarse a más de 12.000 personas.

Los mejores vídeos