Madrid, ciudad sin orden

El Ayuntamiento de Madrid presentará las medidas de regulación de tráfico de la capital el próximo 10 de diciembre, las que ya se conocen han sido criticadas por la oposición, que ha propuesto planes alternativos.

Las fechas navideñas en Madrid son sinónimo, entre otras cosas, de atasco. Sigfrido Herráez, concejal de Movilidad del Consistorio madrileño, ya ha anunciado algunas medidas que se pondrán en marcha para evitar, en la medida de lo posible, que la fluidez del tráfico se vea dificultada durante estas fechas. Hombres de rojo, smart vigilantes del carril bus, refuerzo de algunas líneas de autobuses, cortes de tráfico, ojos de gato o balizas abatibles son algunas de las propuestas que Herráez confirmará, junto con el alcalde Álvarez del Manzano, de manera oficial, el próximo 10 de diciembre.

La oposición ya ha contestado a estas ideas pidiendo al titular de la Concejalía de Movilidad que se "deje de experimentos" y que arregle, de una vez por todas, el tráfico madrileño.

Además de criticar las ideas de Herráez, los representantes de los dos partidos mayoritarios de la oposición, PSOE e IU, han presentado propuestas para agilizar el tráfico en la capital, sobre todo en el Centro, con el fin de evitar los tradicionales atascos de Navidad.

El Partido Socialista propone al Ayuntamiento de la capital la incentivación del uso del taxi. El plan de los socialistas consiste en que la gente utilice los transportes públicos para llegar al Centro y realizar sus compras navideñas. A la vuelta, como los transportes públicos (autobús y metro) resultan un poco incómodos para llevar paquetes y bolsas, proponen que se regrese en taxi, eso sí, con descuentos. Los comerciantes de la zona Centro podrían dar bonos de descuento promocionales a sus clientes, que éstos podrían entregar en los taxis después. De esta forma se evita el uso de vehículo privado.

Un representante del PSOE en este Ayuntamiento, Eugenio Morales, aboga por que la policía municipal se centre en hacer que el carril bus funcione y los agentes de la ORA en que el servicio se cumpla.

Izquierda Unida, por su parte, reivindica al Ayuntamiento medidas como la incentivación del transporte público (autobuses y metro), más presencia policial, en la misma dirección que las peticiones socialistas de vigilancia del carril bus, y el cierre al tráfico de las calles cercanas a la Puerta del Sol (Mayor, Carrera de San Jerónimo, Carretas, Atocha, Toledo y Segovia).