M-30: Medio Ambiente pide parar las obras

La Confederación Hidrográfica del Tajo del Ministerio de Medio Ambiente ha incoado un procedimiento sancionador contra el Ayuntamiento de Madrid y ha ordenado la inmediata paralización temporal de las obras de soterramiento de un tramo de la M-30 a la altura del Puente de Praga. La razón, vertidos de materiales al cauce del río Manzanares.

Según la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT), los vertidos que se están realizando al Manzanares suponen un incumplimiento de las condiciones que este organismo impuso al Ayuntamiento al autorizar el proyecto en este tramo de la cuenca hidrográfica en diciembre de 2004. Además de una sanción económica, que puede alcanzar los 6.000 euros, el Ayuntamiento tiene la obligación de restituir el terreno a su estado interior, salvo que las obras sean legalizadas.El Ayuntamiento cuenta ahora con diez días para formular alegaciones y proponer las pruebas que considere oportunas.El Consistorio, a través de los contratistas que llevan a cabo el soterramiento de la M-30 en esa zona, ha asegurado que se ha cumplido con la paralización del vertido de materiales.Fuentes del Gobierno municipal han señalado que “lo que ha ordenado la CHT es que se paralice el vertido y se corrija la situación, y eso es lo que se ha hecho. No tiene nada que ver con paralizar las obras, que no se van a parar, e invitamos a quien quiera verlo a que se venga y lo compruebe".Según el Ministerio de Medio Ambiente, éste el cuarto expediente sancionador que la Confederación Hidrográfica del Tajo ha abierto contra el Ayuntamiento de Madrid por incumplimiento de la autorización concedida para la remodelación de la M-30 a su paso por el río Manzanares.

Pregunta a los propietarios por su coche y recibe las respuestas en tu email.

Acepto la política de privacidad para poder obtener las respuestas.

Quiero recibir la mejor oferta.