Los Veintisiete aprueban hoy la patente única y analizan el sector del motor

Los ministros de Competitividad de la Unión Europea (UE) esperan respaldar hoy de forma definitiva los reglamentos para crear una patente única europea, así como debatir la situación de la industria automovilística europea, un sector especialmente golpeado por la crisis.

El Consejo de Ministros europeo al que acudirá el titular español de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, dará su apoyo a la normativa que regulará la creación de patentes únicas en los 25 estados miembros que han apoyado esta decisión, a excepción de España e Italia, que se mantuvieron fuera del pacto por considerar que discriminaba a sus lenguas.

También aprobará una regulación sobre los acuerdos de traducción, que establece que las patentes solo estarán disponibles en alemán, inglés y francés, aunque los países podrán someter sus solicitudes en cualquiera de los 23 idiomas oficiales de la Unión.

Asimismo, respaldarán un principio de acuerdo sobre el tribunal que gestionará los litigios sobre la patente europea, cuya futura sede central estará en París.

El pleno del Parlamento Europeo, por su parte, votará estas regulaciones el martes en Estrasburgo con la idea de cerrar la negociación.

Los ministros también intercambiarán puntos de vista sobre el nuevo plan de acción 'Cars 2020' presentado por la Comisión Europea, un paquete que incluye medidas para reforzar a la industria del automóvil en la UE, de la que dependen doce millones de puestos de trabajo directos e indirectos.

Acudirán al Consejo tras haberse reunido con el vicepresidente de la CE y responsable de Industria, Antonio Tajani, en un encuentro en el que se tratará de buscar una respuesta coordinada al declive que atraviesa el sector y el exceso de producción que acumula.

Uno de los objetivos del plan 'Cars 2020' es mejorar el mercado interior, es decir, tratar de armonizar los 'incentivos' que los Veintisiete ofrecen al sector en sus territorios, como por ejemplo los planes de estímulo de compra de vehículos, entre los que están el Plan PIVE recientemente puesto en marcha en España.

En este sentido, Bruselas pretende ofrecer a los países miembros orientación sobre cómo invertir en incentivos al sector sin recurrir a las ayudas de Estado, muy limitadas por la regulación comunitaria.

Otra de las prioridades del plan es mejorar la competitividad del sector europeo en el mercado global, dentro de lo que se buscará aplicar mejores salvaguardas a los pactos con terceros países, y fomentar la investigación y la innovación, con especial atención a los vehículos limpios.

Pregunta a los propietarios por su coche y recibe las respuestas en tu email.

Acepto la política de privacidad para poder obtener las respuestas.

Quiero recibir la mejor oferta.