Los usuarios de autobuses en Madrid piden la devolución del importe del "Abono Transporte"

Tras las trece jornadas de paros efectuadas por el transporte interurbano, el sector tendrá que enfrentarse a las reclamaciones de los usuarios, que exigen la devolución del coste del Abono Transporte correspondiente al mes de abril.

El PSOE, la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos y la Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU) reclamaron ayer una respuesta para el millón de personas que, además de no haber utilizado su Abono Transporte durante la huelga de los autobuses interurbanos, se han visto obligadas, en muchos casos, a realizar desembolsos extra para procurarse otros medios de locomoción alternativos.

Ante la riada de demandas recibidas, el Consorcio Regional de Madrid está estudiando la posibilidad de compensar a los viajeros afectados por las trece jornadas de paros, ya que no han podido hacer uso del abono mensual a pesar de haberlo pagado por adelantado. Esta entidad ha anunciado que "los casos deben estudiarse de manera individual, hasta comprobar qué número de personas no han contado con otros medios de transporte público. Luego debe considerarse si se adoptaría una fórmula individual o generalizada", ha añadido.

Mientras se deciden cuáles serán las medidas compensatorias, la Federación ha aportado posibles soluciones, como un descuento equivalente a las jornadas de paro en la adquisición del abono correspondiente al mes de mayo.

Por su parte, la CECU se ha limitado a pedir "una retribución económica". Según esta organización, "la Comunidad tiene el deber de asumir la defensa de los ciudadanos y garantizar unos derechos reconocidos constitucionalmente. Sería una gravísima irresponsabilidad que la Administración regional no hiciera caso de esa tutela y dejara desamparados a los usuarios, ahora que los sectores responsables de la huelga han visto parte de sus intereses reconocidos en el laudo", ha añadido esta entidad.

El Ayuntamiento de Leganés exige compensaciones
El Consistorio de Leganés, que habilitó siete furgonetas para trasladar a los vecinos del barrio de La Fortuna -incomunicado debido a los paros de los autobuses- hasta Aluche durante las jornadas de huelga, ha decidido enviar a la Comunidad la factura íntegra del coste que ha supuesto realizar este servicio.

El Ayuntamiento de este municipio del sur de la región ha afirmado que, si el Consorcio Regional se niega a abonar dicha factura, no descarta la posibilidad de recurrir a los tribunales.

Las consecuencias de la huelga
El transporte interurbano vivió ayer un día de "resaca", en el que la normalidad fue el factor dominante, aunque los autobuses estaban más vacíos que de costumbre.

Algunos de los conductores tuvieron que hacer frente a las críticas de los usuarios, que, en algunos casos, han llegado a perder su empleo como consecuencia de los paros realizados. Como ha indicado Antonio López, portavoz de CECU, "esta huelga ha sido un verdadero problema para miles de ciudadanos que no tenían otro medio de transporte alternativo. No se trata sólo del dinero perdido en el abono, sino también del daño moral y laboral que ha supuesto para todos aquellos que no han podido acudir a su trabajo, a menos que tuviesen un vehículo privado", ha subrayado.

Por su parte, el subdirector de la patronal Asintra, Rafael Barbadillo, ha anunciado que las trece jornadas de paros han supuesto unas pérdidas para las empresas de nueve millones de euros. "El transporte interurbano, que ha sido el más perjudicado, ha dejado de facturar en estos días alrededor de seis millones de euros", confirmó. A esta cantidad hay que añadir las pérdidas del transporte discrecional y de largo recorrido, que ascienden a 2,4 millones de euros (casi 400 millones de pesetas), y los gastos de reparación de las más de 500 lunas que han roto los piquetes en actos violentos y que representan unos 210.000 euros (35 millones de pesetas).