Los sindicatos quieren forzar una consulta sobre los recortes recogiendo 220.000 firmas

El lunes 18 de junio presentarán una Iniciativa Popular (IP) en el Parlament

CC.OO. y UGT han anunciado que el lunes 18 de junio irán al Parlament a presentar una Iniciativa Popular (IP) para forzar la celebración de una consulta sobre los recortes del Govern, una política que ambos sindicatos censuran.

En rueda de prensa tras reunirse con el líder del PSC, Pere Navarro, han vaticinado que la iniciativa prosperará y que el Parlament les exigirá un tres por ciento de firmas del censo para poder organizar la consulta, lo que, según sus cálculos, supone unas 220.000.

Los sindicatos han optado por esta vía, ya que por ahora no tienen los apoyos necesarios para que sea el propio pleno del Parlament el que la convoque, ya que sólo algunos partidos han mostrado simpatías por esta iniciativa y no suman la mayoría del plenario.

El secretario general de UGT de Catalunya, Josep Maria Álvarez, ha argumentado que la consulta es necesaria porque 'la democracia no se puede ejercer sólo cada cuatro años', y los partidos que gobiernan han recortado en contra de los compromisos que adquirieron en sus respectivas campañas electorales.

El secretario general de CC.OO. de Catalunya, Joan Carles Gallego, ha reivindicado la necesidad de celebrar esta iniciativa para frenar el 'desmantelamiento' del Estado del Bienestar y garantizar el acceso universal y igualitario a los servicios públicos.

La pregunta que ambos sindicatos presentaran el próximos lunes a la Cámara catalana será: '¿La acción del Govern tiene que priorizar las políticas de salud y educación para garantizar los derechos básicos que el Estatut de Autonomía plantea?'.

Si la Mesa del Parlament autoriza la iniciativa y los sindicatos logran presentar las firmas necesarias, la consulta tendría que recibir primero la autorización del pleno del Parlament, y, en segundo lugar, la del Gobierno, que tiene la última palabra en este ámbito.

Hasta ahora sólo PSC e ICV-EUiA han anunciado su apoyo a la consulta sobre los recortes, por lo que la iniciativa podría verse frenada en el pleno catalán --pese a presentar las más de 200.000 firmas-- si no logra el apoyo de CiU o de toda la oposición al completo.

Ambos sindicatos han defendido que el proceso de recogida de firmas para forzar la consulta servirá para 'sensibilizar' a la población en torno a la necesidad de frenar estas políticas y también para denunciar la privatización que, a su juicio, se está haciendo de los servicios públicos.

APOYO DEL PSC

Navarro ha asegurado el apoyo de su partido a la consulta, y ha defendido que es una iniciativa muy importante para 'escuchar' a la gente en medio de una crisis profunda y, además ahora, de un rescate bancario.

Ha apuntado que el proceso de recogida de firmas debe servir para hacer un 'gran debate ciudadano' en relación al estado actual de los servicios públicos y las políticas de recortes del Govern que el PSC no comparte.