Los puestos de trabajo de Opel en España no peligran

Los trabajadores de la empresa alemana Opel en España no corren peligro de perder su puesto de trabajo. Así lo ha indicado el portavoz de Opel, Uwe Berlinghoff, ante los rumores que indicaban lo contrario.

Berlinghoff afirmó que el acuerdo no repercutirá "en absoluto" en la fábrica de la firma alemana en Figueruelas (Zaragoza) y aseguró que el principal objetivo de la firma alemana es la de "asegurar puestos de trabajo a largo plazo". El temor a perder estos empleos ha surgido ante el acuerdo entre la estadounidense General Motors (GM), casa matriz de Opel, y la italiana Fiat.
En ese sentido se han manifestado entre 200 y 500 trabajadores alemanes de Opel en Rüsselsheim (Alemania), ante el rumor de que se desmembre la compañía alemana y se pierda buena parte de los 44.000 puestos de trabajo que dependen de Opel.
El presidente del comité de empresa de la compañía en Bochum se dedicó a echar más leña al fuego y señaló que General Motors "dividirá a Opel en pequeñas partes" y que la alianza con Fiat para producir motores y cajas de cambios de coches de pequeña cilindrada "supone el principio de esta división" de la compañía germana.

El acuerdo entre Fiat y GM contempla el reparto de la producción de motores: los Diesel para la italiana y los de gasolina para la alemana.