Los parquímetros serán mucho más caros que el actual sistema ORA

Aparcar en las zonas con parquímetros en la capital de España le va a salir muy caro a los conductores a partir del próximo mes de mayo.

A los usuarios que quieran hacer uso del vehículo privado en Madrid les va a salir muy caro. Después de casi una década discutiendo acerca de la conveniencia o no de instalar parquímetros en la capital española, estos artilugios llegan a la ciudad a partir del próximo mes de mayo.

Las

tarifas que el Consistorio impondrá serán ligeramente más caras que las actuales del servicio de la ORA en los tramos de tiempo menores, pero bastante superiores cuando las estancias son más prolongadas.

Con la ORA actual (Ordenanza Reguladora del Aparcamiento), los conductores pagan 0,24 euros (40 pesetas) cada media hora, después pagarán 0,25 euros (42 pesetas). Sin embargo, las estancias de dos horas costarán 1,75 euros (291 pesetas), frente a los actuales 0,96 euros (160 pesetas).

Para el concejal de Movilidad de Madrid, Sigfrido Herráez, el aumento en las tarifas está justificado porque lo que se pretende es "penalizar las largas estancias y animar a la gente a usar el transporte público y no el coche privado, para ir al centro".

La oposición en el Consistorio madrileño, a través de Eugenio Morales, ha criticado que en el Pleno en el que se aprobó la instalación de los parquímetros no se informara del número de plazas que se habilitarán mediante esta forma de regulación del aparcamiento, ni de las tarifas, que aún no están aprobadas por la Concejalía de Hacienda.

Lo que sí se sabe es que la empresa concesionaria del servicio recibirá 17 millones de euros (2.829 millones de pesetas) anuales durante los próximos 11 años. Este dinero saldrá de las arcas municipales.