Los 'maxis', los Tp52 y la flota española de RI, protagonistas en Palma

La 31ª edición de la Copa del Rey Audi Mapfre volverá a tener en los cruceros de alta competición a los grandes protagonistas en la bahía de Palma desde el próximo lunes hasta el sábado en la competición en tiempo compensado más importante del continente, con la participación de 65 cruceros de 19 naciones.

Será una edición muy especial, marcada por la ausencia, por vez primera en su historia de la regata, del 'Bribón' del Rey Juan Carlos.

Presente en las 30 ediciones anteriores, vencedor en seis ocasiones -un récord que parece prácticamente inigualable-, el 'Bribón' del armador José Cusí y que el Rey Juan Carlos patroneó durante 28 años, marcó tres décadas de la historia de la Copa del Rey.

Ni el cambio de fechas, que se ha avanzado quince días ante la celebración de los Juegos Olímpicos de Londres, ha disminuido la participación.

Las 65 unidades de crucero inscritas competirán en esta edición distribuidas en cuatro divisiones con clasificaciones en tiempo compensado: los IRC-0, con las unidades de mayor eslora -maxis y mini-maxis-, el IRC-1 con las poderosas unidades Tp52 en liza y los RI1 y RI2 con los mejores cruceros de la flota española y europea.

Los cruceros, que mañana iniciarán los entrenamientos oficiales en los campos de regatas de la bahía de Palma, empezarán a competir el lunes y disputarán un máximo de once mangas alternado dos campos de regatas. Están previstas diez en barlovento-sotavento y el miércoles se contempla una regata costera con un recorrido de 25 a 40 millas (48 a 78 Km.) en el exterior de la bahía.