Los importadores vuelven al Salón de Barcelona

El año pasado, la Fira de Barcelona resultó descafeinada por la ausencia de varias marcas importadoras que se negaron a acudir al certamen; una situación "no deseable", que no se volverá a repetir en la próxima edición según aseguran sus organizadores.

La Fira de Barcelona no contó el año pasado con el espacio que solicitaban distintas marcas, por lo que la mayor parte de los importadores automovilísticos, como Volvo, Saab, Ferrari o Porsche, decidieron dar plantón al certamen catalán.

Pero las asperezas ya están limadas y la Fira de Barcelona, la Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac) y la Asociación Nacional de Importadores de Automóviles, Camiones, Autobuses y Motocicletas (Aniacam) han acordado participar con la totalidad de sus marcas en la próxima cita del Salón del Automóvil de Barcelona, que tendrá lugar en el año 2003.

Según el presidente de dicho Salón, Enrique Lacalle, lo ocurrido el año pasado era "no deseable", por lo que han llevado a cabo "una redistribución de espacios para repartir los diversos pabellones entre las marcas de Anfac y Aniacam".

Los mejores vídeos