Los hipermercados abren más gasolineras

Entre hoy y mañana se materializará la denuncia que los gasolineros presentan contra el Gobierno en el Tribunal de Defensa de la Competencia. Acusan al Ejecutivo de favorecer a los hipermercados con sus medidas liberalizadoras. Estos no quieren esperar a que se resuelva el contencioso y ya planean nuevas aperturas de gasolineras.

Los dueños de estaciones de servicio consideran que el Gobierno da ayudas ilegales a los centros comerciales, puesto que el decreto liberalizador del sector aprobado en junio del año pasado permite a los hiper abrir más estaciones. Además, se les autoriza a construir en terrenos que eran considerados verdes o no industriales, con lo que se recalifican esas zonas por la vía rápida y sin pagos adicionales ni cargas fiscales suplementarias.

Opuestos a esta competencia y a estas facilidades, los gasolineros tradicionales presentan estos días una denuncia ante el Tribunal de Defensa de la Competencia contra el Gobierno. También la han llevado al Servicio de Defensa de la Competencia de Bruselas.
Ni cortos ni perezosos, los hipermercados no quieren esperar a que los tribunales dicten sentencia. Aprovechan el marco legal en vigor y aceleran la construcción de gasolineras.
Carrefour, el grupo más importante, ya ha anunciado que abrirá 60 en los próximos tres años, con lo que triplicará su red actual. En estos momentos, sus 20 puntos de venta hacen una rebaja de ocho pesetas por litro, siempre que se pague con la tarjeta de pago de la casa o se hayan gastado 5.000 pesetas en el supermercado donde está la gasolinera.
En Alcampo cuentan con 12 gasolineras y sus precios están entre tres y cinco pesetas por debajo de la media, eso sí, sin necesidad de comprar nada para acceder a ese descuento. Esta compañía quiere abrir este año dos o tres nuevos puntos de venta.

El grupo vasco Eroski también ha pensado duplicar el tamaño de su red de puntos de repostaje. Tiene nueve gasolineras repartidas por el País Vasco y Navarra y quiere doblar esta cifra durante 2001. Abrirán surtidores en Asturias, Málaga, Santander, Albacete y La Rioja.
Sabeco, firma aragonesa, también vende gasolina a dos pesetas por debajo de la media. Quiere que a sus 10 estaciones se añada una nueva por cada supermercado que abran este año.

La cadena Makro tampoco quiere quedarse atrás y ya cuenta con siete estaciones en otros tantos centros. Llevan bandera de Shell y esperan que este año haya dos tres más.