Los gasolineros, satisfechos con la decisión de la Audiencia Nacional

Repsol no ha podido retrasar más el momento en que tendrá que pagar la multa de 3 millones de euros que hace más de siete meses el Tribunal de Defensa de la Competencia le impuso por imponer precios a las estaciones de servicio vinculadas a su imagen. La Audiencia Nacional ha resuelto que las alegaciones de la petrolera no tienen razón de ser.

Tras hacerse pública la decisión de la Audiencia Nacional de mantener la multa que el Tribunal de Defensa de la Competencia impuso a Repsol en julio de 2001, la respuesta de la Confederación Española de Empresarios de estaciones de Servicio no se ha hecho esperar. Los miembros de esta asociación han afirmado estar completamente de acuerdo con el texto publicado por la Audiencia.

En julio, el TDC resolvió a favor de las estaciones de servicio que denunciaron a Cepsa y Repsol por fijar los precios de los combustibles que se vendían en las gasolineras abanderadas por las citadas petroleras. Además, se detectaron algunas irregularidades en los contratos de comisión y agencia que unen a Cepsa y Repsol con las estaciones de servicio.

En la sentencia se multó a Repsol con 500 millones de pesetas (más de 3 millones de euros) a lo que la petrolera respondió con una serie de alegaciones, que se han visto interrumpidas por la sentencia de la Audiencia Nacional.

Los mejores vídeos