Los fabricantes de coches apuestan por el acero

Algunas marcas como Audi comienzan a implantar el aluminio en sus vehículos, pero, según la Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), el acero responde mejor en caso de choque y, además, su reciclado es más económico.

La casa de Ingolstadt ya monta coches, como el A2, fabricados totalmente en aluminio. Según comentan, gracias a este material se consigue rebajar el peso total del vehículo y, por tanto, el consumo de combustible. Estas virtudes no parecen convencer a Anfac, que defiende el uso del acero como osamenta de nuestros coches.
Esta asociación asegura que los automóviles con estructuras de acero son más seguros que los ensamblados en aluminio, ya que, en los ensayos de choque, han tenido un mejor comportamiento elástico.
Además, según Anfac, el acero se recicla más económicamente y permite una mayor reutilización de las piezas. La vertiente "ecológica" de este metal cada vez tiene mayor importancia, no hay que olvidar que los automóviles producen el 0,2 por ciento del total de los vertidos originados en la Unión Europea.
Para frenar esta importante fuente de contaminación, el Ejecutivo comunitario quiere que, en el año 2006, el 85 por ciento del peso total del vehículo pueda reutilizarse o reciclarse.
En la actualidad, un automóvil, por término medio, se compone en un 73 por ciento de metales férricos, un 2 por ciento de metales no férricos y un 25 por ciento de componentes no metálicos (principalmente plásticos).

Los mejores vídeos