Los fabricantes, contra las matrículas autonómicas

El distintivo autonómico que el Gobierno quiere volver a imponer en las matrículas está generando una agria polémica. Los integrantes del Foro de la Automoción anunciaron, a principios de semana, que habían enviado cartas a los ministros de Economía e Industria en las que protestaban contra esta medida. Los textos han llegado a su destino y las reacciones no se harán esperar.

Vuelven los distintivos autonómicos a las matrículas
Vuelven los distintivos autonómicos a las matrículas

Las distintas asociaciones integradas en el Foro de la Automoción (antiguamente conocido como Confederación Española de la Automoción) han solicitado la no inclusión de los distintivos autonómicos en las matrículas de los vehículos. Esta medida, según argumentan, implicará una “evidente restricción" de las ventas de coches de segunda mano.Su protesta fue dirigida en julio al ministro de Interior, José Antonio Alonso, pero aún no han obtenido una respuesta. Por ello, anunciaron a principios de semana que iban a remitir cartas a los responsables de Economía (Pedro Solbes) e Industria (José Montilla). En los documentos explican que, desde que se implantaron las placas sin distintivo provincial –en el año 2000-, el mercado de vehículos de ocasión ha crecido un 22,7 por ciento. El año pasado, esta actividad generó un volumen de negocio cercano a los 6.700 millones de euros.Las actuales matrículas, según explican los integrantes del Foro, han hecho posible el desarrollo de “un mercado amplio y con garantías para el consumidor, algo que echábamos en falta los profesionales de la automoción". Esto no era posible en la época anterior, ya que los distintivos provinciales originaron restricciones en el sector, debido a los prejuicios y rivalidades existentes entre distintas regiones. Esta situación, señalan, podría volver a repetirse.Las asociaciones han explicado a los ministros que las nuevas medidas del Plan Prever para vehículos usados facilitan la entrada en el mercado de 200.000 turismos, pertenecientes a empresas de alquiler, con una antigüedad de entre 6 y 9 meses. Además, están en “excelentes condiciones técnicas, ecológicas y de seguridad vial". Esto favorece la renovación del parque móvil a precios asequibles, pero la situación podría cambiar si regresaran las placas autonómicas, que encarecerían las operaciones con los trámites administrativos. Los términos expuestos en estas cartas son, prácticamente, los mismos que aparecían en el texto que fue remitido al ministro del Interior. En este escrito se explica que las referencias a la procedencia autonómica del coche implicarían la creación de “numerosos mercados estancos", que fueron muy perjudiciales para el sector de los vehículos de ocasión en el pasado.

Las organizaciones de automovilistas han señalado que el actual sistema de matriculación, sin referencias geográficas, “ha sido un logro muy importante, sobre todo para los conductores, que, en sus desplazamientos, no tienen problemas derivados de su procedencia territorial".

Asimismo, el Foro apunta una solución: “Si, por imperativo político", se tiene que incluir un distintivo autonómico en los coches, éste debería colocarse, con carácter voluntario, en la parte trasera del vehículo. “Pero, y ello es muy importante, sin incluir en la placa tal distintivo", aseguran. El Foro de la Automoción está integrado por las asociaciones de fabricantes de automóviles (Anfac) y motocicletas (Anesdor), patronales de importadores (Aniacam), concesionarios (Faconauto), vendedores (Ganvam), componentes (Sernauto) y vendedores en Cataluña (Cecavem). El RACE (Real Automóvil Club de España) y el RACC (Real Automóvil Club de Cataluña) también forman parte del Foro, aunque esta última entidad no ha adherido su firma a las cartas.Juan Luis Huidobro, presidente del RACE, ha sido tajante en sus declaraciones sobre las matrículas con distintivos provinciales: “No aportan ventajas a nadie y suponen un evidente perjuicio para un sector muy importante en la economía española".

Los mejores vídeos